Los analistas, convencidos de que Repsol subirá en Bolsa pese a la expropiación de YPF

Los expertos apuntan hacia un único camino a medio plazo para presidida por Antonio Brufau: el alcista. Varias casas de análisis dan por descontado en Bolsa el efecto de la expropiación de YPF a manos del Gobierno argentino y apuestan al unísono por subidas en la cotización de la petrolera española.

El precio objetivo a medio plazo para Repsol que le concede el consenso de los analistas se encuentra hoy por hoy en los 24,95 euros, según datos recogidos por FactSet. Dicha cota, a pesar de los recortes propinados hoy por algunas casas de inversión a la compañía, se queda 9 euros por encima de los precios que alcanzaba en la jornada de este martes, en que la petrolera española ha encarado en Bolsa la decisión del gabinete de Cristina Fernández de hacerse por la fuerza con un 51% de su filial en Argentina.

A pesar de que Argentina, sobre todo por los yacimientos del área de Vaca Muerta, suponía una importante región de desarrollo para la petrolera española, los analistas han entonado hoy al unísono en sus informes que Repsol no es sólo YPF. De hecho, apuntan a Brasil y Libia como los países que tomarán el relevo de Buenos Aires como motores del crecimiento exterior de la compañía.

Las perlas de la corona de Repsol son, en el caso de Brasil, los recientes hallazgos en aguas profundas y sus acuerdos con la china Sinopec, y, en cuanto a Libia, la vuelta a la normalidad productiva de sus plantas de extracción y refino tras los turbulentos meses de lucha que llevaron al derrocamiento del coronel Muamar al-Gadafi. Así, al menos, lo señalan diversos informes publicados hoy al respecto de la expropiación de YPF y los efectos sobre su matriz de este lado del Atlántico.

Precisamente, la calidad del petróleo libio hace que sea uno de los que menor refino necesitan, con lo que las ganancias por cada barril de crudo del país magrebí son mucho mayores a las del crudo argentino, menos puro y con unas tasas estrechamente vigiladas por el Ejecutivo del país. Según un informe publicado por los expertos de Bernstein, cada barril vendido en Argentina reporta a Repsol un beneficio neto de 2,50 dólares frente a los 10 dólares que la cotizada gana de media en el resto de países del mundo en los que está presente.

Con todas estas premisas, desde Bernstein prevén que la compañía pueda aumentar su producción anual hasta en un 6% de aquí a 2015 a pesar del golpe de la viuda de Kirchner. Un porcentaje cercano al que otorgan también otras casas de análisis a la compañía y que queda muy por encima del 1,8% que se estima para el conjunto del sector.

Por este motivo, a pesar de que la firma estadounidense es una de las más pesimistas para con el medio plazo de la cotización de Repsol, mantiene su consejo de compra y fija su precio objetivo en la zona de los 17,5 euros por acción, un euro por encima de la cotización más repetida en los cruces de hoy en la presidida por Antonio Brufau. Un consejo que, implícitamente, da a entender que la incertidumbre que en los últimos días ha provocado un aluvión de ventas sobre la petrolera ha descontado por completo la expropiación de YPF, donde hasta ahora Repsol controlaba un 57,4% del capital social.

En cualquier caso, lo que sí afirman los datos con rotundidad es que Repsol ha perdido un 31,3% de su valor en la Bolsa de Madrid en lo que va de año. Un retroceso que se concentra en los últimos dos meses, es decir, desde que Buenos Aires empezó a dejar caer en los corrillos financieros su intención de nacionalizar YPF y varias provincias argentinas comenzaron a retirarle licencias de explotación de yacimientos.

Una estrategia que, según el presidente de la española, ha tenido como objetivo último la expropiación de su filial a precio de saldo. Tal como ha señalado Brufau en rueda de prensa, Cristina Fernández se ha cubierto con estos descensos las espaldas por si los tribunales obligasen a Argentina a pagar a Repsol sus acciones en YPF a precios de mercado, o lo que es lo mismo, a precio de ganga.

Cabe recordar que antes de los últimos episodios bajistas causados por Argentina algunos expertos ya apuntaban que Repsol cotizaba con un 15% de descuento frente a sus comparables, a pesar de contar con unos planes de futuro más sólidos, como ya se ha comentado.

Con este panorama, las casas de análisis que hoy han rebajado su consejo sobre Repsol para ajustar su precio objetivo a la pérdida de YPF según sus cálculos, todos han mantenido la recomendación de comprar. Es más, el bróker español Renta 4 ha incluido a la cotizada en su cartera de cinco grandes de la Bolsa española a la espera de que, una vez resueltas las dudas sobre los movimientos del Ejecutivo argentino, encare con fuerza una próxima remontada alcista.

Una opinión que parecen compartir el grueso de los analistas nacionales e internacionales que han revisado hoy sus previsiones sobre la petrolera. Todos ellos, a excepción de los sudafricanos de Investec que aconsejan mantener, optan por las compras sobre el valor y otorgan precios objetivos por encima de las cotas marcadas hoy en Repsol, donde esperan que tras la tormenta bajista que podría mantenerse alguna sesión más llegue el repunte.

Amenaza de ampliación de capital

Los directivos de Repsol, incluyendo al presidente Antonio Brufau, han reconocido ante los inversores internacionales en una conference call celebrada este mediodía que la petrolera estudia emitir bonos convertibles “a dos o tres años” para reforzar su capital tras la expropiación de su filial YPF por parte del Gobierno argentino, participación que ha valorado en 10.500 millones de dólares.

No obstante, Brufau ha reconocido que “nada ha sido decidido todavía” en esa dirección y que Repsol tiene muchas opciones “por delante”. Una de ellas podría ser la venta de activos como su participación en Gas Natural, aunque el propio director de la petrolera ha restado importancia a esta posibilidad y ha dicho que aún es pronto para barajar desinversiones. En materia de dividendos, desde la compañía española se ha comentado que “en junio puede haber malas noticias”.

A la conferencia han acudido los principales bancos de inversión europeos -Barclays, Deutsche Bank, UBS, Credit Suisse, Banco Português de Investimento y Banco Espírito Santo entre otros-, alguno norteamericano -Bank of America Merrill Lynch o Royal Bank of Canada, por ejemplo- y alguno asiático también -como el japonés Nomura-. Además, también había presencia de entidades españoles y de varios fondos de inversión internacionales.

Muchas de las preguntas que estos inversores han dirigido a Brufau y el resto de directivos presentes por parte de Repsol se interesaban por las opciones “reales” que tiene la petrolera de detener el proceso de nacionalización de YPF, que supone un 21% de Repsol. Desde la compañía española han reconocido que probablemente la expropiación se complete y han aprovechado para acusar a Argentina de poseer un historial de dudoso prestigio a la hora de cumplir la legalidad y los compromisos en materia económica con las empresas o los acreedores extranjeros.

En cualquier caso, desde Repsol han tildado la expropiación de “ilegítima” y han comentado que tienen el apoyo de la Unión Europea, “del mundo anglosajón” y de México, cuya petrolera paraestatal Pemex se juega mucho en Repsol por contar con un 9,49% del capital social de Repsol.

También esperan que el Gobierno español presione al país latinoamericano con la intención de que se siente a dialogar con la petrolera. De hecho, el ministro de Exteriores José Manuel García-Margallo ha calificado la decisión de Argentina como “un tiro en el pie”, mientras que la CEOE ya ha anunciado que las relaciones comerciales entre España y el país austral no serán tan fluidas como hasta ahora.

En más de una ocasión durante la conference call los directivos de la empresa española han recordado que el Gobierno de Cristina Fernández “no se mantendrá en el poder eternamente”, invitando a pensar que Argentina podría volver a ser objeto de inversiones una vez la mujer de Néstor Kirchner abandone el poder. Cristina Fernández cuenta, de momento y en torno a la cuestión de YPF, con el apoyo de Venezuela y de Cuba.

Reacción en la Red

La polémica decisión que anoche salía de la Casa Rosada bonaerense ha desatado una ‘guerra cibernética’ entre los ‘tuiteros’ ibéricos y los argentinos. Tampoco la blogosfera ni los foros financieros de la Red de redes han permanecido ajenos al futuro más inmediato de Repsol sin YPF.

Algunos de los comentarios tanto desde América como desde Europa han tratado el tema a veces con humor o ironía. Diversos españoles ‘amenazan’ con nacionalizar al futbolista Lionel Messi. Lucía Etxebarría, una conocida escritora vasca, ha inundado el ‘timeline’ de su red social con comentarios críticos, que no dejaban títere con cabeza, ni en Argentina ni en Repsol.

Los internautas argentinos se ríen de lo que dicen los gallegos, como califican a los españoles. Uno de ellos comentaba que la visión hispánica de su país le puede hacer que “le entre frío en la muela”. Otros han aplaudido la medida, ya que la gestión de Repsol provocó el cierre de 3.000 estaciones de servicio. También alguna voz crítica desde el país americano, que dice el mismo peronismo que privatiza, es el que expropia, nunca sabes lo que te va a tocar con esa corriente política.

Este conflicto ha provocado que sea el tema de discusión más comentado en ambos países y en gran parte de Latinoamérica. Sin embargo este trending topic, no lo ha sido a nivel mundial y no ha tenido repercusión ni en Europa ni en los países anglosajones salvo en Miami, dónde existe una importante colonia latina.

En América Latina hemos observado que tanto en Venezuela, Perú, México, Ecuador, Colombia, Chile y en la República Dominicana, el asunto ha sido de lo más comentado del día, con varias tendencias del momento en algunos países. Algunos de los países latinos donde no era un tema popular ha sido en Brasil y en Guatemala, sin embargo, en las pobladas regiones de Río de Janeiro y en la zona financiera de Sao Paulo, sí ha sido comentado por los ‘tuiteros’.