Icahn pierde más de 300 millones con su apuesta por los casinos de Trump

Donald Trump, candidato del Partido Republicano a la presidencia de EEUU
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Trump Taj Mahal echa el cierre en Atlantic City después de 26 años operativo y de haber sobrevivido a dos bancarrotas de la firma del ahora candidato presidencial. En su carrera final hacia la Casa Blanca, Donald Trump ve cómo el imperio que él mismo levantó en Nueva Jersey como “octava maravilla del mundo” ahora se hunde. El casino Trump Taj Mahal acaba de colapsar y en su hundimiento se lleva por delante más de 300 millones de euros de la fortuna del magnate Carl Icahn.
 
Las negociaciones entre trabajadores y dirección han resultado infructuosas después de largos meses de conversaciones. El sindicato mayoritario del Trump Taj Mahal ha rechazado las ofertas de Icahn Enterprises, el brazo inversor de Carl Icahn que en febrero de este mismo año salió en rescate de la segunda bancarrota que en su corta historia ha atravesado Trump Entertainment Resorts, antigua propiedad del candidato republicano.
 
La gestión del anterior equipo directivo, liderado por el mismo Trump, fue la que provocó la necesidad de ajustes de gasto y plantilla contra los que los trabajadores se habían levantado. Desde el pasado mes de julio venían secundando una huelga que tampoco ha contribuido a mejorar la delicada situación financiera de un establecimiento inaugurado por el magnate metido a político en 1990 y cuya promotora se declaró en bancarrota por primera vez en 2009 y, de nuevo, en 2014.
 
En el marco del plan de reflote de este último tropiezo, cuya ejecución terminó en febrero de este mismo año, se dio la toma de control por parte de Icahn Enterprises de la antigua factoría de casinos y establecimientos hoteleros de Trump. El magnate inversor, conocido por su política activa en las empresas de cuyo capital entra a formar parte, se había puesto por objetivo la inversión de al menos 100 millones de dólares este mismo año, sin embargo, había detenido la operación a la espera de un referéndum sobre los juegos de azar en el estado de Nueva Jersey que ya no le afectará.
 
El Gobierno estatal, liderado por el republicano Chris Chritie, tiene previsto celebrar una consulta para extender los permisos de salas de juego desde Atlantic City -la emblemática ciudad de ocio y vacaciones donde se ubica el Trump Taj Mahal-, y el sur del estado hacia la región norte. Una medida que, en opinión de Icahn, hubiera supuesto una mayor pérdida de competitividad para el ya maltrecho establecimiento establecimiento que definitivamente ha cerrado sus puertas a las 05:59 horas de este lunes, en hora local de la Costa Atlántica.
 
Desde la compañía de inversión de Icahn se defiende que la “última oferta” presentada al sindicato de los trabajadores del Trump Taj Majal incluía también servicios médicos, pero que su rechazo “hizo simplemente imposible encontrar un camino adelante a trabajar que no requiriese inversión adicional y pérdidas por más de 100 millones de dólares en el año próximo”. Por su parte, Trump ha declarado en plena campaña presidencial que “es difícil de creer que no hayan sido capaces de llegar a un acuerdo”, según recoge la agencia Associated Press.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish