El Ibex busca freno a la sangría de la banca en los 8.600 puntos

Ibex 35
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Cellnex se convierte en la única cotizada claramente alcista dentro de un Ibex 35 que también sufre los débiles registros del paro europeo y del PIB británico. El rojo de las caídas se apodera de las Bolsas europeas en la que es la última sesión del tercer trimestre del año. El Ibex 35 mantiene el retroceso de primera hora prácticamente invariable y, presionado por la banca, sufre la pérdida de cerca de un 2% de su capitalización mientras su gráfica procura echar el freno al descenso en los 8.600 puntos.
 
La referencia macro más destacada de la sesión a esta orilla del Atlántico tampoco ha ayudado a levantar los ánimos. La tasa de paro de la Eurozona en el mes de agosto se ha mantenido en el 10,1% cuando los expertos vaticinaban un suave descenso con respecto al registro del mes de julio. El PIB británico del segundo trimestre, no tan fuerte como se aguardaba en su comparativa interanual, da muestras de la tendencia hacia la que conduce el Brexit y suma más presión a unos parqués marcadamente pesimistas.
 
El Ibex 35 alcanza la media sesión negociadora en los 8.630 puntos, lo que supone la pérdida de más de 160 enteros desde el cierre de ayer jueves, un 1,9% de capitalización en términos relativos. Solo cuatro compañías de las que forman el selectivo madrileño por antonomasia logran aguantar alcistas: Cellnex (+1,7%), Técnicas Reunidas (+0,6%), Enagás (+0,1%) y Viscofán (+0,03%). La primera de ellas despunta tras haber anunciado la compra de 1.004 puntos de infraestructura de telecomunicaciones en Holanda y Reino Unido.
 
Al otro extremo de la tabla de revalorizaciones se sitúa Telefónica, que encaja con caídas del 4,7% su marcha atrás en la salida a Bolsa de su filial Telxius. El sector financiero copa el resto de posiciones colistas del indicador: Banco Santander (-3,9%), Popular (-3,7%), BBVA (-3,5%), el Sabadell (-3,1%), Bankia (-2%) y CaixaBank (-1,9%) se siguen uno al otro con la única incursión ajena de ArcelorMittal (-3,8%).
 
Por el resto de plazas europeas, el rojo también domina aunque con menor virulencia que en Madrid por el menor peso de sus valores financieros. El temor a los eventuales problemas de solvencia del gigante alemán Deutsche Bank sigue marcando la actualidad de las negociaciones en renta variable. El paneuropeo EuroStoxx 50 pierde un 1,5% hasta perder de vista los 2.950 puntos. El mismo porcentaje se deja el CAC 40 parisino, mientras que el DAX de Fráncfort suaviza el retroceso al 1,1%.
 
En el mercado secundario de deuda soberana, la prima de riesgo española marca 104 puntos básicos. Los inversores se conforman con una rentabilidad negativa del 0,14% para los ‘bunds’ alemanes de referencia, mientras que bono a diez años del Tesoro Público marca tipos en el 0,90% a punto de despedir el mes de septiembre.