La lucha de la OPEP por elevar el precio del petróleo

Extracción de petróleo
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Los miembros de la OPEP se reunirán mañana en Argelia en busca de soluciones para estabilizar el precio del petróleo. Los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se reunirán mañana miércoles en la capital argelina en busca de soluciones para estabilizar el precio del petróleo. Entre otras cosas, se debatirá sobre un cese temporal o una limitación de las extracciones.
 
Todo indica que será una ardua tarea, debido a las diferencias políticas entre los países miembro.
 
¿Cómo se produjo el desplome de los precios en el mercado del petróleo?
 
Los productores de petróleo se embolsaron grandes ganancias entre los años 2011 y 2014. El precio medio de los diferentes tipos de crudo rondaba entonces los 100 dólares por barril (159 litros). Entonces Estados Unidos registró un fuerte aumento de la producción, superando incluso a Arabia Saudí como mayor productor del mundo. La consecuencia fue un exceso de oferta que provocó un desplome de precios, que coincidió con un debilitamiento de la economía China, que a su vez hizo caer la demanda.
 
¿Cómo reaccionaron los países exportadores de petróleo?
 
Sobre todo los líderes del mercado como Rusia, Irán y especialmente Arabia Saudí alimentaron este desarrollo. En lugar de reducir las extracciones, inundaron el mercado con petróleo más barato y avivaron la lucha de precios. Su estrategia estaba muy clara: Estados Unidos había alcanzado la cima del mercado con el polémico método del fracking, que permitió explotar recursos hasta entonces inaccesible. Con el exceso de producción los países de oriente intentaban expulsar del mercado a sus nuevos competidores estadounidenses.
 
¿Qué efectos tuvieron los bajos precios del petróleo?
 
Para la Unión Europea (UE), los bajos precios fueron una bendición y una ayuda para la recuperación. Según la oficina de estadísticas Eurostat, los consumidores europeos pagaban la primera mitad de este año en energía y gasolina un ocho por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior.
 
Por el contrario, para los países productores los bajos precios son un problema, especialmente cuando una gran parte de su presupuesto depende de los ingresos del crudo. El ministro de Energía de Argelia, Noureddine Boutarfa, dejó claro de cara al encuentro de mañana que un precio medio del crudo por debajo de los 50 dólares por barril no es sostenible y amenaza al mercado y la seguridad del suministro a medio y largo plazo.
 
¿Se está produciendo un cambio de rumbo?
 
Los expertos creen que sobre todo Arabia Saudí podría estar cambiando de opinión. «Arabia Saudí se encuentra en una posición en la que no puede seguir inundando el mercado de crudo, porque están en juego sus propias reservas», señala el profesor Manuel Frondel, director del departamento de Medio ambiente y Recursos del Instituto Leibnitz para investigación económica de Essen, Alemania. «Así que creo que se pondrán de acuerdo y los precios volverán a aumentar ligeramente».
 
Sin embargo, Irán aumentó su producción a principios de año. A pesar de ello, se espera que los países de la OPEP y Rusia lleguen a un acuerdo. Ya a mediados de septiembre el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció que estaban cerca.
 
¿Qué dificulta el acuerdo?
 
Los países de la OPEP no están de acuerdo sobre una estrategia común, ya sea por sus diferencias económicas y por disputas políticas. Sobre todo Arabia Saudí e Irán, que tienen un papel muy importante dentro del grupo, están enfrentados y por ejemplo apoyan a bandos diferentes en la guerra civil siria. La sunita Arabia Saudí teme un aumento de la influencia de la chiita Irán en la región del Golfo.
 
¿Qué posibilidades hay de que se llegue a un acuerdo?
 
En varias ocasiones, los países de la OPEP ya han intentado negociar una limitación de las extracciones, pero hasta ahora siempre han fracasado. Sin embargo, puesto que ahora países como Arabia Saudí y Rusia ya no pueden resisten tan bien los bajos precios, los expertos creen que pronto llegarán a un acuerdo. Por lo tanto, el encuentro informal en Argel podría convertirse espontáneamente en una sesión oficial.