Slim y Mutua Madrileña toman posiciones como nuevos accionistas de referencia en CaixaBank

Carlos Slim
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Mutua Madrileña invierte 280 millones de euros en la colocación de un 9,9% de CaixaBank y grupo Inbursa otros 100 millones. Mutua Madrileña y grupo financiero Inbursa –controlado por Carlos Slim– se han convertido en nuevos accionistas de referencia de CaixaBank, después de que ambos hayan acudido a la colocación acelerada de un 9,9% del capital que ha realizado la entidad catalana, enmarcada en la operación de compra del portugués BPI.
 
CaixaBank anunciaba ayer noche a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que en esta operación habían participado dos inversores institucionales “con vocación de permanencia” por un importe aproximado de 380 millones de euros.
 
Esta misma mañana Mutua Madrileña anunciaba que ha alcanzado el 2,13% del capital social de CaixaBank, en una inversión de alrededor de 280 millones de euros. Esta participación sitúa a la aseguradora, que afrontará con fondos propios la operación, como un accionista de referencia del banco tras CriteriaCaixa, que controla un 46,9%
 
El presidente de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda, ha subrayado que se trata de una “atractiva” oportunidad de inversión en unos momentos en los que la renta fija, tradicional foco de la inversión financiera del sector asegurador, presenta rentabilidades próximas al 0%.
 
La aseguradora ha señalado que, al margen del potencial de revalorización que presenta el valor a medio y largo plazo, esta inversión se apoya también en la alta rentabilidad por dividendo que ofrece la entidad financiera, en torno actualmente al 6%, y que contribuiría a la cuenta de resultados de la aseguradora con más de 16 millones de euros anuales.
 
El segundo gran inversor institucional que ha aprovechado la colocación para entrar en CaixaBank ha sido Inbursa, el grupo que controla el mexicano Carlos Slim, que según publica Europa Press citando fuentes del mercado habría invertido unos 100 millones de euros.
 
CaixaBank anunció ayer tarde un proceso de colocación acelerada entre inversores institucionales de 585 millones de acciones propias, representativas de un 9,9% del capital del banco. La operación, en la que Morgan Stanley JP Morgan actuaron como colocadores, se cerró a un precio de 2,26 euros, lo que supone un descuento del 3,67% respecto al cierre de ayer. Las acciones regresaban hoy al parqué con caídas hasta igualarse a este precio.
 
El importe que recibirá CaixaBank por la venta ascenderá finalmente a 1.322 millones de euros.