CAF encarrila hacia máximos históricos a su paso por Ámsterdam

CAF
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La compañía ferroviaria ya suministró trenes a la red tranviaria de la ciudad holandesa hace algo más de una década. Su gráfica busca rebasar los 350 euros por acción.

A contracorriente. Así cotiza este lunes la gráfica de CAF, con avances de hasta el 1,3% frente a un Ibex 35 que cede cerca de un 2,5% a media sesión. La ferroviaria vuelve a apuntar hacia sus recientes máximos históricos con la confirmación de un pedido de trenes para el tranvía de la ciudad holandesa de Ámsterdam.
 
El contrato con el que se ha alzado la cotizada española es para el suministro de 63 convoyes en primera instancia. No obstante, se contempla la posibilidad de que en función de las necesidades de renovación de la red de la ciudad, se puedan solicitar otros 60 vehículos adicionales, tal y como ha explicado CAF en una nota al respecto de este nuevo contrato internacional con el que se ha hecho.
 
La magnitud de este nuevo pedido eleva ya por encima de los 2.500 millones de euros el montante total de los nuevos contratos logrados por la compañía guipuzcoana en lo que va de este año. La cartera de pedidos pendientes de entrega para la cotizada asciende en este momento a unos 6.500 millones de euros, cifra que incluye los importes de los últimos pedidos conseguidos por la firma ferroviaria.
 
Con la llegada de este proyecto, se refuerza la cartera internacional del grupo, que en los últimos meses ha conseguido también adjudicarse el suministro de trenes para distintos proyectos en Reino Unido, Italia y Bélgica. Todo ello mientras sigue pendiente de que en España se resuelva el contrato de trenes para líneas AVE que la operadora estatal Renfe pretende resolver el próximo mes de octubre.
 
Los trenes escogidos por la empresa pública de trasporte de Ámsterdam, con la que la cotizada española ya firmó un contrato de suministro en el año 1994, son de tipología Urbos: piso bajo y bidireccionalidad con “equipos de última generación” para garantizar la “máxima accesibilidad”, explica CAF.