Deoleo pone patas arriba su cúpula directiva al gusto del fondo CVC

Deoleo
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

CVC Partners reformula el consejo de administración de Deoleo, donde la presidenta ahora tiene tareas ejecutivas asignadas y se da entrada a tres miembros más. El desembarco de CVC Partners en Deoleo alcanza al fin a su cúpula directiva. El fondo británico ha dado un vuelco radical a la cúpula directiva de la mayor aceitera del mundo, que estrena presidencia -ahora con funciones ejecutivas-, consejero delegado y consejero coordinador. Un cambio de guion que queda sin reflejo en su cotización.
 
Las acciones de Deoleo permanecen ancladas en los 0,195 euros por título al contemplar la defenestración del hasta ahora máximo ejecutivo de la compañía: Manuel Arroyo. El ya predecesor de Pierluigi Tosato ha presentado su dimisión del órgano rector de la compañía, donde había degradado a consejero dominical. Un relevo que ha sido solo el primero de los cambios que CVC Partners ha llevado a cabo apenas un año después de la junta de accionistas en la que se configuró tal como hasta hoy había permanecido.
 
El segundo relevo ha venido en la presidencia, que se ha reforzado con funciones ejecutivas para asentar en el cargo a Rosalía Portela. La ex consejera delegada de Ono toma el puesto de José María Vilas, que en este caso sí ha aceptado permanecer como consejero dominical en virtud del paquete inversor que controla a través de Vilas Advisory Group, tal y como se ha explicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
 
A consecuencia de las nuevas capacidades ejecutivas otorgadas a la nueva presidenta, se ha hecho necesario el nombramiento de un consejero coordinador para cumplir con el código de buen gobierno corporativo recientemente actualizado por la CNMV. Para esta tarea se ha designado a Francisco Javier López García Asenjo. Además, se ha habilitado un asiento adicional en el consejo de la mayor aceitera global para Gianluca Bolla, ex consejero delegado de la italiana Barilla, que ha sido designado como independiente por el método de cooptación.
 
De entre el currículum de este último, Deoleo descata que “cuenta con una gran experiencia en negocios similares al de la sociedad con una importante presencia en mercados clave como EEUU”, donde la española controlada por el fondo británico tiene uno de sus focos de expansión. En este sentido, la cotizada justifica todo este baile de sillas en el inicio de “una nueva etapa con el propósito de impulsar la gestión, priorizando para ello la eficiencia y calidad de los procedimientos de producción y de las estructuras de la organización”, recoge el comunicado remitido al supervisor.
 
El nuevo consejero delegado cuenta en su trayectoria profesional con el desempeño del mismo cargo en compañías alimentarias como Bolton Alimentari y Acqua Mineral San Benedetto. En total, más de 20 años de experiencia en gestión en el sector agroalimentario e industrial que Deoleo justifica como avales para haber apostado por su perfil “más especializado en la gestión eficiente de procedimientos y control de costes”, explica la cotizada.
 
A lo largo de los dos últimos años y medio, Deoleo ha perdido cerca de un 60% de su capitalización bursátil. La firma heredera del antiguo Grupo Sos llegó a convertirse en cuestión de estado cuando el Gobierno llegó a plantearse salir en salvaguarda de la españolidad de la compañía aceitera cuando CVC comenzó a rondarla. Finalmente, la inversión de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) nunca llegó y los británicos se convirtieron en primeros accionistas de la cotizada española, donde mantienen una participación del 50,01% en la actualidad.