Oryzon se congela en Bolsa a las puertas de su próximo roadshow americano

Sede de Oryzon
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La compañía de biomedicina acumula un retroceso bursátil del 16% desde que se estrenó como cotizada en diciembre del año pasado como decana de su sector.

La atonía más absoluta se apodera de la gráfica de Oryzon Genomics a pesar de que la compañía ha anunciado que en breve arrancará una nueva ronda de presentaciones en EEUU para conseguir el favor de nuevos inversores de peso. Al ecuador de la sesión apenas cambian de manos 30 de sus acciones sin variar precio.
 
El abanderado de este nuevo roadshow americano en el que se embarca Oryzon será su propio consejero delegado, Carlos Buesa. El máximo directivo de la compañía será el encargado de explicar el negocio y proyectos de la biomédica pionera en saltar a Bolsa en España. En primer lugar lo hará en Nueva York y solo un día después en Boston.
 
Desde Oryzon se ha subrayado en muchas ocasiones el mayor desarrollo de que goza el sector en EEUU. No solo en lo que se refiere a competencia e investigación, sino también en cuanto a cultura de inversión en este tipo de compañías que no aseguran un flujo de caja recurrente. Así, esta ronda de contacto directo ha sido definida por la compañía como “una excelente oportunidad para incrementar la visibilidad entre los inversores de capital centrados en esta industria”.
 
La primera presentación tendrá lugar en la 18 Conferencia Anual Rodman and Renshaw Global Investment el próximo martes 13 de septiembre. De este evento en particular la cotizada subraya la participación de una “amplia audiencia” entre la que poder reclutar “inversores financieros y estratégicos”. Un día después, la intervención será en la IX Conferencia Internacional BioPharm America 2016, evento que según Oryzon “atrae a ejecutivos de compañías farmacéuticas y biotecnológicas de todo el mundo para identificar y entablar relaciones estratégicas”. En esta edición se espera la presencia de más de 500 compañías y casi el doble de delegados.
 
A pesar de esta iniciativa que podría traducirse en la llegada de nuevos socios estratégicos para la sociedad, su habitual escasez de liquidez iguala este jueves el comportamiento de sus sesiones más planas. Apenas una treintena de acciones habían cambiado de manos a media sesión negociadora repitiendo el mismo precio de cierre de ayer miércoles en los 2,84 euros por título, cota a la que además accedió tras ceder un 3,7% en cruces que movilizaron 5.359 acciones. Desde los máximos del día de su debut el pasado 15 de diciembre, el descenso acumulado alcanza al 38% de su capitalización.