Microsoft y Johnson & Johnson se quedan solas en el ‘club de la triple A’ de Wall Street

Oficinas de Microsoft
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La petrolera Exxon Mobil ha sido la última expulsada de un grupo que hace solo ocho años contaba con seis miembros. Y los analistas amenazan con más rebajas de nota. El ‘club de la triple A’ de Wall Street ya es oficialmente un dúo. Solo dos compañías no financieras de cuantas cotizan en la meca global de las finanzas aguantan en la máxima calificación crediticia de cuantas otorgan las agencias de rating. El recorte de S&P a la petrolera Exxon Mobil deja solas a Microsoft y Johnson & Johnson.

Los analistas de Standard & Poor’s (S&P) justifican la expulsión de Exxon Mobil de este cada vez más reservado club por el endeudamiento que la petrolera ha ido adquiriendo en los últimos años. Un punto débil que se revela aún más frágil al considerar el impacto en márgenes de negocio que para la compañía ha supuesto el drástico abaratamiento que el crudo ha experimentado en los últimos meses.

Por si fuera poco, el regreso no parece fácil para la petrolera, pues a su nueva nota de ‘AA+’ le sigue una perspectiva estable, que indica que no se prevé cambio alguno para el medio plazo. En su informe, los expertos de la agencia de rating explican que “las elevadas inversiones en grandes proyectos” y las partidas destinadas al pago de dividendos y recompra de acciones “excedieron sustancialmente” la generación de liquidez de la cotizada en un entorno de precios bajos en el mercado de materias primas.

Al tiempo, desde S&P se advierte a los gestores de Exxon Mobil de la posibilidad de que la próxima revisión de nota vuelva a ser a la baja. En este sentido, urgen a su directiva a encontrar vías para ajustar sus costes y gastos mientras el barril petrolero se mantenga a cotas tan bajas como las actuales, en las que el Texas de referencia en EEUU apenas hasta hace unos días se venía pagando por debajo de los 40 dólares.

Las compañías con calificación ‘AAA’ son ya solo dos fuera del sector financiero, según publica MarketWatch. Un número bajo de por sí que lo es más si se tiene en cuenta que hace solo ocho años era seis las compañías que se congratulaban de formar parte de este selecto ‘club’. En este tiempo, la gigante General Electric, la farmacéutica Pfizer y la gestora de recursos humanos Automatic Data Processing (ADP) ya habían ido perdiendo la membresía.

Pese a este significativo recorte, de las antiguas seis ‘triple A’, Exxon Mobil es la que mejor desempeño marca en lo que va de año, con alzas acumuladas del 13% para su gráfica. La que peor rumbo lleva es precisamente una que se queda: Microsoft, que ha perdido cerca de un 9% de su capitalización. Johnson & Johnson por su parte suma el mismo porcentaje en dirección opuesta.