Bolsa

Repsol se coloca en el blanco de los especuladores bajistas

Sede de Repsol

La caída del barril de petróleo por debajo ya incluso de la cota de los 30 dólares por barril presiona a la presidida por Antonio Brufau en Bolsa. Entre las principales perjudicadas por el desplome del petróleo se encuentra Repsol. En lo poco que va de año, la compañía acumula un descenso de casi el 14% en su cotización y la pérdida de los 10 euros por título abre la puerta a una mayor virulencia en las caídas, según analistas técnicos. Solo ArcelorMittal y OHL han tenido un arranque de año peor que la petrolera en el Ibex 35.

Reflejo de este escenario bajista que plantea la cotización del crudo y las escasas previsiones de recuperación es el progresivo incremento del préstamo de acciones y las posiciones cortas en su capital social. Estos dos métodos de inversión habitual de los especuladores bajistas marcan cifras poco habituales en el valor hasta tiempos recientes. Tras una pequeña tregua, las acciones en préstamo de Repsol vuelven a superar los 300 millones, un 21% de su capital social.

Los títulos en corto son ya un 2,36% de su accionariado, con el fondo Soroban Capital Partners a la cabeza apostando un 0,6% de su capital en contra de su gráfica. No obstante, el porcentaje ha bajado con respecto a hace dos semanas, posiblemente por el toque de barrera de algunas posiciones debido al comentado desplome.

A los primeros compases de la sesión de este martes, la cotizada se deja un 0,5% adicional de su capitalización bursátil.

Más información