Enel da marcha atrás en su proyecto estrella para Endesa Chile

Endesa
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La energética italiana ha reconocido en su marca chilena un deterioro de más de 114 millones de euros por los activos que ya no podrá recuperar. Enel sigue imponiendo su ritmo en las viejas filiales de Endesa. Después de desposeer a la antigua eléctrica española de cualquier capacidad operativa en Latinoamérica, el grupo italiano ha dado marcha atrás en uno de los proyectos estrella de Endesa Chile, la marca que escogió como nuevo holding de sus intereses en esta región económica.

La decisión del consejo de administración de Endesa Chile, controlado por Enel, ha caído como un jarro de agua fría sobre la compañía, cuyos títulos han llegado a caer más de un 3% en la Bolsa de Santiago. Y es que la cúpula directiva de la chilena pone ahora en duda la rentabilidad del proyecto de Punta Alcalde, uno de los más emblemáticos en los que se había convertido en epicentro de las actividades del grupo italiano en Latinoamérica.

En concreto la dirección de la filial chilena del grupo ha considerado que adaptar el proyecto energético para que aportase mayor rentabilidad y fuese tecnológicamente más sustentable implicaría “modificaciones mayores” a su certificación medioambiental de “difícil tramitación”. Es así que apoyados por un equipo de expertos en carbón han decidido detener el desarrollo del proyecto de generación de 740 megavatios así como de la línea de transmisión eléctrica asociada.

A consecuencia de esta decisión, la compañía ya ha adelantado que tendrá que cargar a sus resultados del año 2014 una provisión adicional de 12.582 millones de pesos, unos 17,7 millones de euros al cambio. Un importe que se corresponde con el valor de los activos no recuperables que ya se habían consumido en el desarrollo del proyecto. Lo que a la postre tendrá un impacto de 12,9 millones de euros en pérdidas en la partida final del balance anual de la compañía.

De poco ha servido que Endesa Chile se haya apresurado a anunciar que está buscando nuevos proyectos para potenciar su prometida expansión por Latinoamérica. Y es que, también se han provisionado 97,3 millones de euros por su participación en HidroAysén, proyecto en torno al que han surgido serias dudas por su idoneidad medioambiental. Al punto que también se pone en peligro la tasa de recuperación de capitales prevista en un inicio.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA