El mayor inversor del MAB reclama al Congreso incentivos para este mercado

Ticker bolsa
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Romero-Haupold acudirá a la cita con los diputados acompañado por altos representantes de las cúpulas directivas de Catenon, Euroconsult Group, FacePhi y Eurona Telecom. El principal inversor individual del Mercado Alternativo Bursátil (MAB) llevará sus reclamaciones hasta el Congreso de los Diputados este miércoles. Antonio Romero-Haupold, en compañía de altos directivos de cuatro cotizadas de esta plataforma, pedirá incentivos fiscales a la inversión y la creación de un fondo público especializado.

A la reunión acudirán miembros de la cúpula directiva de Catenon, Euroconsult Group, FacePhi y Eurona Telecom. Se han dado cita con el presidente de la Comisión de Economía de la Cámara Baja, el popular asturiano Ovidio Sánchez, al que solicitarán que se agilice la tramitación de la llamada ‘ley escalera’ o ‘ascensor’ para facilitar el paso de compañías desde el MAB al Mercado Continuo y a la inversa.

Con los ejemplos de los mercados alternativos de Reino Unido y Francia, empresas e inversor solicitarán que el Gobierno considere incentivos fiscales para aquéllos que apuesten por las compañías cotizadas en el MAB. Entre las reivindicaciones podrían estar llamadas sobre el IRPF, el tributo de sociedades y el de operaciones societarias. Así de una parte se fomentaría la inversión y de otra se facilitaría la expansión corporativa de las sociedades cotizadas en esta plataforma específicamente desarrollada para ellas.

Los incentivos que ahora se reclaman cuentan con precedentes en el mercado español, pues hasta el año 1988 se concedía una deducción fiscal de entre el 15% y el 17% para la suscripción de valores cotizados que después se mantuvieran en cartera por al menos tres años.

Por su parte, el inversor gaditano Romero-Haupold, que es también asesor independiente en varias sociedades cotizadas, ha definido esta reunión como un primer paso para crear la denominada ‘Mesa del MAB’. Una institución que sirva para aglutinar y defender los intereses del conjunto de cotizadas “ante la indefensión generada en estos últimos meses frente a posibles crisis y bruscas oscilaciones de este mercado”, según se recoge en un comunicado. El empresario entró en contacto con este mercado alternativo precisamente a través de Carbures, que ha sufrido fuertes vaivenes tras revisar sus cifras de negocio como paso previo a su salto al Continuo.

Además, las cotizadas apuestan por la creación de un fondo público que participe en las ampliaciones de capital de las empresas y que acompañe la inversión privada. De este modo, defienden, las compañías contarían con menor presión en el corto plazo y así el Estado podría acompañar a las más jóvenes con ciclos de maduración más largos, con lo que se “reduciría la especulación y volatilidad” en el MAB. Lo proponen como un añadido al capítulo de inversiones en capital riesgo que la Administración pública decida en los últimos ejercicios y que en 2012 alcanzó una cifra de 378 millones de euros.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA