Los especuladores convierten a Gamesa y Abengoa en los nuevos ‘chicharros’ de la Bolsa

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las dudas sobre el futuro de las energías renovables en España, acentuadas por el cambio de Gobierno, han sido el caldo de cultivo perfecto para que Gamesa y Abengoa se hayan convertido en foco de todas las apuestas bajistas. La volatilidad que generan estas posiciones ha dado lugar a que las dos grandes referencias del sector en la Bolsa nacional se parezcan cada vez más a los volátiles ‘chicharros’.

Las dos compañías son, solo por detrás de la tecnológica Indra, las que más posiciones cortas acumulan según los últimos datos recogidos por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y algunos de los fondos de inversión presentes en su accionariado son los responsables de que la cifra no pare de crecer.

El único institucional que parece haber otorgado un voto de confianza a las ‘verdes’ es JP Morgan. El banco estadounidense, a través de dos de sus fondos de inversión, ha retirado las posiciones cortas que hace unas semanas mantenía en ambas compañías o al menos las ha reducido por debajo del 0,5% que obliga a informar al supervisor bursátil.

La incertidumbre sobre el futuro de las primas a las energías limpias en España y en mercados de expansión como EEUU han otorgado a Abengoa el dudoso honor de contar con un 8,108% del total de su capital social bajo posiciones cortas. Gamesa cuenta con un 6,646% de sus acciones en la misma situación.

Las cifras despuntan más si se tiene en cuenta que el siguiente en la tabla, Bankinter, cuenta solo con un 5,602% de sus títulos a la espera de próximos desplomes en Bolsa. De estos porcentajes, un 6,525% y un 2,717% corresponden respectivamente a fondos de inversión que se inclinan porque las renovables se anoten descensos en las próximas semanas.

Además, la mayor parte de estos fondos con posiciones bajistas han aumentado su peso en la compañía en las pocas sesiones con que ya cuenta 2012. Curioso es el caso del neoyorquino Amber Capital, que se ha redoblado sus apuestas bajistas sin descanso desde el hace dos años en la sevillana Abengoa.

Actualmente, este ‘hedge fund’ posee un 5,033% del capital social de la andaluza en posiciones cortas, lo que equivale a una apuesta de 74,7 millones de euros a precios de mercado porque lleguen nuevos recortes a la cotización de la compañía.

Lo cierto es que Abengoa y Gamesa cerraron un negativo ejercicio 2011 en Bolsa con un desplome acumulado del 10,75% y el 43,08% respectivamente. No obstante, no son éstas las únicas cifras que muestran cómo los especuladores han multiplicado sus apuestas bajistas sobre las dos renovables.

Ambas compañías son también unas de las que más acciones en préstamo tienen sobre el total de su capital de todo el parqué español. La vizcaína Gamesa, con un 21,05% de su capital, es la segunda con más préstamo, solo por detrás del grupo Prisa, un tradicional de este capítulo. Por su parte, Abengoa se coloca como la cuarta con más préstamos, con un 18,14% de su capital en esta situación.

El préstamo de acciones es un movimiento recurrente por aquellos inversores que apuestan por descensos en un valor. Con este ánimo especulador, se venden los títulos tomados en préstamo a un tercer inversor para, pasado un periodo de tiempo determinado, recomprarlos a un precio menor que el de la venta y obtener ganancias dobles.

Ya que ante la CNMV tan solo hay que notificar posiciones cortas que superen un 0,5% del capital de la compañía por parte de un único accionista, una cantidad difícil de cuantificar de estas acciones prestadas podrían estar también bajo posiciones cortas.

A consecuencia de todas estas apuestas especulativas, las dos compañías se han ganado desde hace unos meses un hueco cada vez más representativo en los foros de inversión de la Red, donde los internautas buscan calentar o enfriar el precio de la acción con toda clase de argumentos, a veces puros rumores sin fundamento, según convenga a cada cartera.

A consecuencia de estas especulaciones, según algunos analistas, las dos referentes de las energías limpias en la Bolsa de Madrid, Abengoa y Gamesa se han vuelto cada vez más volátiles, por lo que no falta quien habla de ellas en Internet como ‘chicharros’. La misma categoría que tradicionalmente se otorga a compañías de menos recorrido y fluidez como Quabit, Ezentis y Fergo Aisa.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA