Los mercados dejan en paz a la periferia europea: Portugal coloca deuda a intereses mínimos

Pedro Passos Coelho, primer ministro de Portugal
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Tesoro luso ha colocado este martes 5.500 millones de euros a través de dos emisiones de obligaciones a 10 y 30 años. La primera ha conseguido ofrecer intereses mínimos. La posible marcha de Grecia del euro no parece estar afectando a los demás países periféricos, que en el año 2010, cuando Atenas solicitó su primer rescate, sí se vieron envueltos en terribles dificultades. Tal fue la gravedad de la situación que siguiendo la estela griega primero Irlanda y luego Portugal también sucumbieron a la presión de los mercados y tuvieron que solicitar, a su vez, rescates financieros.

Una prueba de esta tranquilidad la ha aportado el Tesoro luso, que este martes ha logrado colocar 5.500 millones de euros a través de dos emisiones de obligaciones a 10 y 30 años, consiguiendo aplicar la menor tasa de interés desde que se tienen registros en el vencimiento a 10 años.

Según los datos divulgados por la Agencia de Gestión de la Tesorería y de la Deuda Pública (IGCP), la subasta, inesperada por los especialistas, fue considerada un éxito y generó una enorme demanda entre los inversores, que solicitaron un total de 14.000 millones de euros.

De los 5.500 millones adjudicados, 3.500 millones salieron a 10 años con una tasa de interés del 2,875%, «la más baja pagada por Portugal en ese vencimiento», según el Tesoro portugués. En la última puja de este plazo, celebrada el pasado noviembre, Portugal subastó 1.200 millones en obligaciones a diez años a un interés del 3,17%. Los otros 2.000 millones colocados hoy se adjudicaron a 30 años con una rentabilidad del 4,1%.

De este modo se cumplen las previsiones de los analistas de Citigroup. Una nota del banco estadounidense remitida en los últimos días asegura que aunque la marcha de Grecia es el peor resultado que pueden traer las próximas elecciones del país (se celebrarán el 25 de enero), su efecto sobre el resto de la zona del euro será moderado. Entre otras cosas porque países como Portugal o España tienen, de nuevo, pleno acceso a la financiación de los mercados.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA