Las Bolsas europeas esquivan el ‘plantón’ del FMI a Grecia

FMI
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La sesión ha ido de menos a más en el Viejo Continente a pesar de que las noticias que han ido llegando desde Atenas han dejado poco lugar al optimismo inversor. Las Bolsas europeas han conseguido frenar la sangría bajista que a primera hora provocaba el anuncio de elecciones anticipadas en Grecia. Han marcado último precio en posiciones más amables que los fuertes descalabros que sufrían a media sesión, y aun a pesar de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha pospuesto sus negociaciones de rescate con Atenas.

El Ibex 35 ha cerrado sesión un 0,84% abajo la que ha sido su antepenúltima sesión del año. Un recorte que, si bien se ha llevado por delante los 10.400 puntos del selectivo madrileño, ha sido mucho más benévolo que el 2% que en gran parte de los cruces de la jornada atravesaba el indicador. Una tendencia que se ha repetido en el resto de plazas bursátiles europeas a pesar de que las noticias que llegaban desde Grecia no invitaban al optimismo.

Los gestores apuntan a que el gusto de los inversores por embellecer carteras a través del habitual rally de fin de año ha podido más que el temor a que Syriza pueda imponerse en las urnas griegas el próximo 25 de enero. Un panorama al que además se le suma la decisión del FMI de paralizar cualquier negociación en torno al rescate de la Troika hasta que no haya un nuevo Gobierno en el parlamento heleno.

El portavoz y director de comunicación del FMI, Gerry Rice, ha sido el encargado de anunciar la paralización de las conversaciones con Atenas. Según sus palabras, la negociación “sobre la finalización de la sexta revisión del programa que se está viendo soportado por un acuerdo ampliado se reanudará cuando se haya formado un nuevo Gobierno”, algo que podría poner en apuros a la economía helena si la formación del Ejecutivo se dilata en el tiempo.

A su vez, los otros dos componentes de la Troika, el Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea (CE), han expresado la importancia del compromiso de Grecia con las reformas, que quedarían en entredicho dado el programa político de Syriza, la agrupación de izquierdas a la que todos los sondeos dan como holgados ganadores. Circunstancia que ha provocado el pánico inversor ante el temor a una nueva quiebra del país por no seguir los dictados de sus ‘rescatadores’ o por las dificultades que sus finanzas encararían si no vuelve a fluir el dinero del rescate antes del próximo marzo, fecha hasta la cual las arcas públicas griegas podrían asumir sin más ayudas los pagos de deuda y servicios básicos.

Ante este escenario, la Bolsa de Atenas ha llegado a ceder más de un 11% en los cruces más pesimistas de la sesión, los que se producían inmediatamente después de conocerse que el primer ministro Andonis Samars no lograba el apoyo necesario para su candidato a presidente de la República. No obstante, el parqué ateniense tan sólo se ha dejado un 3,9% de su valor al cierre de sesión.

El temor de los inversores se ha hecho aún más evidente en el mercado secundario de deuda soberana. La prima de riesgo de los bonos griegos ha engordado en más de 100 puntos básicos hasta marcar los 908 enteros sobre los ‘bunds’ alemanes de referencia. Por su parte, los españoles han ensanchado distancias con los germanos hasta los 114 puntos básicos, con la rentabilidad exigida a los papeles a diez años una vez más por encima del 1,7%.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA