Rafael del Pino engorda su participación en Ferrovial

Sede de Ferrovial
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de la constructora ha explicado los detalles de un movimiento del que a mediados de noviembre se dio una explicación errónea a la CNMV. La cartera de inversión de Rafael del Pino en Ferrovial vuelve a engordar. El presidente de la compañía de construcción e infraestructuras ha reconocido que en contra de lo que explicó el pasado 12 de noviembre, su participación en la cotizada se ha incrementado en un 0,38% a consecuencia de unas transacciones con su hermano.

El presidente es ahora titular de un 0,648% de Ferrovial, si bien su familia controla a través de diversas sociedades que tienen su inversión sindicada un 42,143% del capital social de la compañía. El incremento de participación de Rafael del Pino es fruto de la compra primero de 25,84 millones de acciones de la compañía a través de la sociedad Rijn Capital y la posterior venta a través de un contrato de forward sale de 23 millones de estos mismo títulos.

Este paquete accionarial habría sido adquirido el mes pasado a su hermano menor, Fernando del Pino, que no está representado en el consejo de administración de Ferrovial pero que sí figura como accionista significativo dentro del pacto de sindicación de la familia. Esto se debe a que el montante total de acciones supone un 3,49% del capital social de la compañía.

La operación ha sido entendida por varios gestores de carteras como un movimiento de la familia Del Pino para mantener su participación en Ferrovial. Sin embargo, el baile de cifras que ha tenido lugar en las últimas sesiones a golpe de hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha levantado dudas entre algunos inversores. En un comunicado, Mediobanca se descubre como co-colocador de 23 millones de acciones junto a Morgan Stanley.

Con este escenario, la constructora se apuntaba un avance del 0,9% a media sesión bursátil. Un rebote comedido frente a aquellos más sonoros de algunas de sus compañeras de sector.

La familia Del Pino se mantiene, según los registros del supervisor del mercado, como el primer inversor de Ferrovial por un margen más que amplio. Los segundos de abordo son los estadounidenses de BlackRock, una de las gestoras de fondos más reconocidas del mundo, que controlan un 3,004% de la compañía española. Recientemente la saga de empresarios madrileños ha deshecho posiciones completa o parcialmente en sociedades como Indra y Acerinox.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA