E.ON se dispara un 4% tras vender su negocio en España a Macquarie y KIA

E.On
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

E.ON anunció ayer la venta de su negocio en España y Portugal al fondo australiano Macquarie y al kuwaití KIA por 2.500 millones de euros. Las acciones de E.ON se disparaban un 3,96% a media mañana, el mejor valor de un Eurostoxx 50 que a la misma hora se dejaba un 0,55%, después de que la compañía alemana anunciase ayer domingo la venta de su negocio en España y Portugal al fondo australiano Macquarie y al kuwaití KIA por 2.500 millones de euros. La operación, que debe ser autorizada por las autoridades europeas de competencia, podría finalizarse en el primer trimestre del año que viene si se cumplen los plazos previstos.

Con esta operación, Macquarie mantendrá y desarrollará las actividades de generación de energía convencional y renovable en España y Portugal y se convertirá en el próximo socio de los clientes de distribución y venta en ambos territorios. Para KIA, que podría llegar a tener hasta un 40% de la nueva sociedad, esta compra supone la vuelta al mercado español, donde operó durante los años 80 a través de su filial KIO.

E.ON estima que, hasta final de año, tendrá que hacer frente a una actualización del valor de activos en generación y en negocios del sur de Europa que implicará unas pérdidas de 4.500 millones de euros adicionales y que se sumarán a los 700 millones acumulados en los primeros tres trimestres de 2014. De ese total, la compañía no ha especificado cuánto corresponderá a su filial en la Península Ibérica.

Así, en 2016, la empresa alemana separará en una nueva sociedad sus negocios de carburantes fósiles y de energía nuclear -en desventaja en Alemania por la política energética emprendida por Berlín-, para centrarse en renovables, redes de distribución y servicios al cliente.

“Estamos contentos de haber encontrado en Macquarie a un buen empresario para nuestros empleados, que ya conocimos su fiabilidad cuando compró la red de transporte de gas en Alemania”, ha señalado el presidente de E.ON, Johannes Teyssen, según recoge la agencia Efe.

Asimismo, E.on estudia la venta de sus actividades en Italia, así como las de exploración y producción en el Mar del Norte.

El consejo de supervisión de E.ON también ha aprobado este domingo el reparto de un dividendo de 0,5 euros por acción para los ejercicios económicos 2014 y 2015. La compañía alemana prevé un beneficio neto de entre 1.500 y 1.900 millones de euros para 2014.