Wall Street se suma al rebote alcista de las Bolsas europeas

Wall Street
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las Bolsa de Nueva York se contagia del rebote de los mercados del Viejo Continente y se apunta a cerrar la semana maquillando el descalabro de las últimas sesiones. Wall Street toma el pulso a las Bolsas europeas, que han cerrado con avances próximos al 2%, y las ganancias van en aumento conforme avanza la última sesión de la semana. Las preocupaciones por la propagación del ébola y por el pobre crecimiento global dan una tregua a los parqués.

De esta manera, el índice Dow Jones se impulsa un 1,88% a los 16.422 puntos. Unos avances similares a los que registra tras el toque de campana el Nasdaq, que sube un 1,56% y se coloca en los 4.284 enteros. Por su parte, el S&P 500 toca los 1.894 puntos gracias a un alza del 1,68%.

En el terreno corporativo, General Electric protagoniza una de las subidas más destacadas de la jornada después de haber presentado unos resultados trimestrales que han conseguido batir las expectativas. Las satisfactorias cuentas de la eléctrica se deben a un fuerte impulso del sector industrial, que lleva a sus acciones a avanzar un 3,4% a media sesión.

Lo mismo ocurre con la financiera Morgan Stanley, cuyos títulos se van un 2,6% al alza. La entidad informó de unas ganancias de 1.718 millones de dólares o 84 centavos por acción, frente a los 889 millones de dólares o 45 centavos por acción del mismo período del año anterior. La facturación alcanzó los 8.907 millones de dólares, por encima de los ingresos de 7.950 millones de hace un año.

Pero suerte corre Urban Outfitters, que cede cerca de un 13% al ecuador de la jornada en Wall Street. La cadena minorista no ha colmado las expectativas, pues ha revelado una caída a terreno negativo de las ventas en las mismas tiendas durante el tercer trimestre. Es la primera vez que la firma registra esta tendencia a la baja.

La firma de cruceros Carnival es también protagonista en esta última jornada de la semana. La compañía ha confirmado antes de la apertura de la sesión que una enfermera del Hospital de Dallas que estuvo manejando las muestras clínicas del paciente de ébola que murió la semana pasada está a bordo de uno de sus barcos. La mujer ha decidió someterse voluntariamente a cuarentena dentro del crucero y está siendo monitoreada para detectar cualquier signo de infección. El barco está aislado, pero no parece preocupar a los inversores, pues la compañía consigue avanzar un 0,5% en la Bolsa neoyorquina.