Los países productores de petróleo cargan contra los especuladores financieros

Extracción de petróleo
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La OPEP evalúa el reciente descenso de los precios del ‘oro negro’ y encuentra culpables. Los ‘hedge funds’ y otros inversores especulativos han provocado la caída con su retirada. La culpa de la caída del precio del petróleo es de los especuladores financieros. Así de claro lo tienen desde la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). El informe sobre el mes de septiembre en el mercado del crudo dedica buena parte de sus páginas a apuntar hacia los ‘hedge funds’ y otros inversores especulativos.

A pesar de estas advertencias, las dos principales referencias petroleras han seguido ahondando en su reciente rumbo bajista. El barril de tipo Brent, el de referencia en Europa, ha llegado a cotizar por debajo de los 88 dólares, mientras que el Texas estadounidense se ha pagado a menos de 84 dólares la unidad. Todo mientras, según la OPEP, “las acciones de los especuladores están de nuevo detrás de gran parte de los descensos experimentados por los precios”.

Los países productores de petróleo subrayan que las posiciones netas especulativas sobre los futuros del Brent han caído a un mínimo de dos años. “Alrededor de un 85% desde que alcanzaron su nivel récord en junio”, según los datos de la plataforma ICE de negociación de derivados de energía y materias primas. También, explican con base en datos de la estadounidense CFTC, “los ‘hedge funds’ y los gestores de capitales disminuyeron sus posiciones largas netas durante los últimos tres meses”.

Aunque el sentimiento de fondo de estos jugadores del mercado sigue siendo alcista, la progresiva retirada de los que precisamente son responsables de la gran mayoría de órdenes que se producen sobre los barriles de crudo parece estar creando escuela. Sin embargo, ni siquiera la propia OPEP es muy optimista, pues descarta que a medio plazo vaya a producirse aumento alguno en la demanda global de ‘oro negro’.

En el informe del organismo en que agrupan países como Venezuela, Libia e Irán, se apunta hacia el equilibrio a consecuencia del repunte económico en EEUU y el estancamiento que sufre Japón junto con la Unión Europea. Así, según se ha anunciado este mismo viernes en Viena, se mantiene la previsión de una demanda mundial de 91,19 millones de barriles diarios, mientras que de cara al año próximo se repite la previsión de 92,38 millones.