Abertis reacciona con descensos ante una posible subida de impuestos en Francia

Abertis
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno galo está estudiando la posibilidad de gravar los beneficios de las operadoras de autopistas de peaje.

Las acciones de Abertis caían en la jornada de hoy a media mañana un 1,91% hasta los 14,61 euros, dentro de un Ibex 35 que a la misma hora cedía un 1,14%. En lo que va de año los títulos acumulan ya un retroceso superior al 9%.

La compañía ha recibido malas noticias de Francia, donde ayer mismo la ministra de Transporte y Medioambiente, Ségolène Royal, habría declarado que el Gobierno galo está estudiando la posibilidad de gravar los beneficios de las operadoras de autopistas de peaje (Abertis y Vinci) para sustituir a la Ecotasa, un impuesto sobre los transportistas que no llegó a entrar en vigor.

Los analistas de Banco Sabadell señalan en un informe conocido hoy que se trata de una noticia negativa, en línea con los últimos mensajes de Gobierno francés en relación a una mayor regulación sobre los retornos en el sector, a pesar de que tanto Vinci como Abertis han indicdo que confían en la robustez de sus contratos en Francia.

En línea con lo anterior, el pasado 19 de septiembre el regulador de competencia francés emitió un informe en el que recomendaba una nueva fórmula para calcular las tarifas de peajes en Francia, con el objetivo de regular más las autopistas en el país. Los expertos recuerdan que en Abertis la filial de autopistas en Francia, Sanef, supone un 24% del Ebitda estimado para 2014. En el caso de la francesa Vinci, la división de autopistas supone un 60%.

Los contratos tienen una fórmula para el cálculo del precio diferente para cada autopista: una parte depende de una asignación fija y otra depende de un valor ajustado sobre el índice de precios al consumo en Francia, por lo que a priori el Estado no podría a modificar dichas partidas unilateralmente.

Además, los expertos del Sabadell recuerdan que Sanef y Vinci han llegado a un acuerdo con el Estado Francés para alargar el periodo de concesión en tres años en diversas autopistas a cambio de inversiones. En concreto, por valor de entre 700 y 800 millones de euros por parte de Abertis (más o menos un 6% de la deuda neta de Abertis y un 13% de la de Francia) y 2.000 millones de euros por parte de DG. El plan está sujeto a la aprobación de Bruselas.

En cualquier caso, la noticia unida a los recientes comentarios del gobierno en relación al exceso de retorno por parte de las concesionarias, siembra dudas sobre unas divisiones que a día de hoy son claves en ambas compañías, señalan los expertos. Las acciones de Vinci caían hoy en la Bolsa francesa un 1,9% hasta los 42,45 euros.