El Tesoro cierra una nueva subasta de bonos referenciados a la inflación

Tesoro Público
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En plena amenaza de caída de precios en la Eurozona, el Tesoro ha pactado una nueva emisión de deuda vinculada a la inflación. Ha conseguido más apetito que Italia. El Tesoro Público español ha vuelto a colocar deuda referenciada a la inflación europea. En una operación pactada con la banca, ha conseguido encontrar dueño para 5.000 millones de euros mejorando sus registros anteriores e incluso los de las arcas públicas italianas, con más tradición en el lanzamiento de este tipo de papeles.

Los bonos emitidos este viernes tienen vencimiento a cinco años con fecha de 30 de noviembre de 2019 y un cupón real del 0,55%, según recoge una nota del Ministerio de Economía. En este sentido, se apunta que la rentabilidad real a afrontar por las arcas públicas será del 0,248% con lo que se mejora en 13,8 puntos básicos la cota que se exige al Tesoro italiano en la referencia comparable.

En esta nueva emisión, el Tesoro Público se consolida como emisor regular de este tipo de papeles por los que hasta hace poco no se había decantado. Desde Economía se destaca que así se diversifica “su base inversora” a la par que se contribuye “a la reducción del coste de financiación a medio y largo plazo de la deuda”. Algo que también ha sido posible gracias a una demanda que ha más que duplicado el importe finalmente colocado, pues las órdenes registradas han alcanzado los 11.270 millones de euros.

Más de 165 inversores han concurrido a esta subasta sindicada. De ellos, un 74,4% eran no residentes en España, cota que hasta no se había alcanzado en ninguna otra de las emisiones pactadas celebradas hasta la fecha. Reino Unido e Irlanda (17,6%), Francia (15,9%) y el continente asiático (11,3%) han sido los orígenes más destacados de cuantos han concurrido a la operación. Por tipo de inversor, las gestoras de fondos han adquirido un 38,9% del total, un 20,9% lo han asumido entidades bancarias y un 19% ha ido a parar a la cartera de aseguradoras y fondos de pensiones. Las instituciones oficiales han alcanzado una representatividad del 11,9%.

Desde que empezó el año, el Tesoro ha conseguido captar 192.700 millones de euros, de los que 118.010 forman parte del programa de financiación a medio y largo plazo. Una cifra que a estas alturas del ejercicio supone ya un 91,3% del total previsto hasta fin de año. En este sentido, tal como se ha advertido otras veces, el organismo podrá “modular la emisión de instrumentos de más corto plazo”.

Los españoles BBVA y CaixaBank, los franceses BNP Paribas y Société Générale, así como los estadounidenses Citi y JP Morgan han actuado como directores de esta emisión. El resto del grupo de creadores de mercado de bonos y obligaciones del Estado ha actuado como colíderes de la colocación de deuda.