Wall Street sucumbe al rojo a media sesión

Wall Street
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El mercado neoyorquino no consigue mantener las ganancias registradas a primera hora y se desploma en la media sesión. La Bolsa de Nueva York cerró la semana pasada con su mejor jornada desde el mes de marzo, gracias, especialmente, a un informe que reveló la recuperación del país en el ámbito laboral. Sin embargo, el entusiasmo con el que los operadores de Wall Street han comenzado la semana (con subidas cercanas al medio punto porcentual) se ha apagado pronto.

En concreto, a media sesión el índice Dow Jones cae un 0,41% hasta tocar los 16.948 puntos, mientras que el Nasdaq registra los 4.451 enteros, lo que supone una caída del 0,57%. Por su parte, el índice S&P se va un 0,40% a la baja y se coloca en los 1.960 puntos.

Por su parte, las acciones de Hewlett-Packard Company centran toda la atención del mercado en el ámbito corporativo. Sus títulos avanzan más de un 5,45% al mediodía después de que la compañía tecnológica haya anunciado su escisión en dos empresas, una dedicada al negocio de los ordenadores e impresoras y otra dedicada a la programación y servicios de operaciones.

La noticia, de la que ya habían adelantado detalles en algunos medios durante la semana pasada, ha sido bien recibida por los inversores de la plaza estadounidense. Lo mismo ocurre con el acuerdo de compra al que ha llegado la tecnológica médica Becton Dickinson para adquirir CareFusion por 12.200 millones de dólares a pagar en efectivo y acciones.

Así, los títulos de la primera de ellas se apuntan un avance del 6,99% a media sesión en Wall Street, mientras que la compañía pretendida registra una subida aún mayor, del 22,94%.

También centran la mirada de los inversores los gigantes de la hamburguesa McDonalds y Burger King, que siguen una trayectoria muy distinta como consecuencia de las recomendaciones de los analistas de Morgan Stanley a sus clientes. En el primer caso, los expertos han bajado la nota de las acciones de ‘sobreponderar’ a ‘igual’ y han recortado el precio objetivo de los títulos de 102 a 96 dólares.

Una revisión a la baja motivada por la caída de la cuota de mercado de la compañía en EEUU y por las presiones internacionales, según explica el analista John Glass. Las acciones de la cadena de restaurantes de comida rápida ceden medio punto porcentual.

Mejores son las perspectivas de la firma para su principal rival, Burger King, que mantiene las subidas desde el comienzo de la sesión. El mismo economista ha hecho el movimiento contraria, ha elevado la calificación de ‘igual’ a ‘sobreponderar’, con un precio objetivo de 38 dólares. La decisión se apoya en la adquisición de Tim Hortons que convierte a la compañía en quinto mayor restaurante en capitalización bursátil del mundo. Glass espera 75 millones de dólares en sinergias a corto plazo por esta fusión.