Euro Disney ‘arde’ en la Bolsa de París presa de una ‘maldición’ financiera

Euro Disney
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La ‘maldición’ de los números rojos que desde hace tiempo sufre el parque temático ha desembocado este lunes en una fuerte tormenta inversora. ¿Habrá final feliz esta vez? Euro Disney, la sociedad gestora del emblemático parque temático parisino y filial de la gigante americana de animación, acaba de anunciar un plan de urgencia para su recapitalización. La caída de visitantes y el incremento de la deuda son los ingredientes de una pócima que envía a un infierno bursátil al país de los sueños.

El plan de Disney pasa por inyectar 1.000 millones de euros en una compañía que desde su debut en la Bolsa de París en el año 1999 se ha dejado por el camino un 97% de su valor. Un declive especialmente notable desde el año 2002 y que según los expertos responde a la progresiva caída del número de visitantes que acuden a visitar a Mickey, Minnie y sus amigos a su casa palacio de París.

La operación, anunciada tras una reunión de urgencia del consejo de administración de la compañía, está respaldada y garantizada por su casa matriz estadounidense, The Walt Disney Company. La misma que hasta la fecha es titular de un 40% de su capital social, pero que tras la inyección de capitales podría engordar de peso y, por extensión, diluir las ya maltrechas carteras del resto de inversores de Euro Disney.

En este sentido se entiende que las acciones del parque temático hayan llegado a sufrir descalabros del entorno del 20% en los cruces más pesimistas de la sesión. Son muchos los que han preferido huir de la compañía antes de que el hundimiento de precios sea mayor y el fin de su aventura inversora en el universo Disney resultase muy distante de aquellos finales felices con los que la factoría de ficción acostumbra a rematar sus creaciones.

De entre los planes de la nueva hoja de ruta para la compañía, la que más preocupa al mercado es la posibilidad de que se llegue a plantear un OPA de exclusión sobre la compañía a precio de ganga: 1,25 euros por título según los primeros cálculos. Muy lejos de los 152 euros por acción que Euro Disney llegó a valer poco después de su puesta de largo en la Bolsa de París, incluso del soporte de los mucho más modestos 3,00 euros por título que hoy se llegaban a perder y que hasta ahora sostenían su gráfica.

Aunque el parque temático es “el primer destino turístico de Europa”, según ha subrayado el presidente de Euro Disney, Tom Wolber, el directivo que apenas cuenta con un mes en el cargo, ha reconocido que la compañía atraviesa por un complejo momento financiero. Es así que el plan inicial pasa por la inyección directa de 420 millones de euros en efectivo desde la matriz. Después, la matriz del emporio canjearía por acciones de la marca francesa préstamos por 600 millones de euros. Al final, el endeudamiento del grupo se reduciría a 1.000 millones frente a los 1.700 actuales, mientras que la caja fuerte.

En el primer semestre del año, Euro Disney ha acumulado pérdidas por 103,6 millones de euros. Unos números rojos un 16,4% más pesados que los del año anterior. La facturación en casa de la Bella Durmiente y Maléfica, fiel reflejo del flujo de visitantes en sus estancias, menguó un 6,1% hasta los 533,3 millones de euros. Cifras que para nada hacían presagiar una mejora orgánica de las cuentas del parque.