Abengoa se hunde un 13% desde que confirmó su refinanciación

Abengoa
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Varios analistas consideran que, por ahora, el potencial alcista de Abengoa está agotado y las órdenes de venta inundan los mostradores de los brókeres. Las buenas noticias no siempre apuntan al alza. Es lo que le ha ocurrido a Abengoa, que desde que desde que anunció su refinanciación hace dos días se ha dejado un 13% de su valor en Bolsa. Los inversores ya habían descontado este factor y ahora optan por hacer caja mientras llegan otros hitos que den nuevo potencial a su gráfica.

Abengoa ya había adelantado a mediados del pasado agosto que estaba en conversaciones con sus acreedores para conseguir un nuevo calendario de pagos de deuda. Un catalizador que, junto a los primeros compases de la filial Abengoa Yield en Wall Street y a la reestructuración de negocios de la compañía, había espoleado su gráfica de precios en la Bolsa de Madrid al punto de casi duplicar las cotas de cierre del año pasado.

Después de semejante y sostenida remontada, se habían incrementado las voces que apuntaban hacia una necesaria corrección que suavizara también la sobrecompra que mostraba el análisis técnico del valor. Ahora con la noticia de los términos del acuerdo, parece que el potencial de la compañía sevillana de infraestructuras y renovables se agota a la espera de nuevos contratos o proyectos que den nueva cancha a la revalorización de la compañía.

El pasado mes de junio, el debut bursátil de Abengoa Yield le reportó más de 500 millones. Una importante partida que el mercado había descontado incluso con anterioridad a esta fecha como un paso más de la cotizada en su objetivo por rebajar sus cifras de endeudamiento, principal talón de Aquiles de las empresas españolas desde el comienzo de la actual crisis financiera y económica.

La renovable persigue reducir su cartera de deuda desde las 7,3 veces resultado bruto de explotación o Ebitda que marca en la actualidad. Un objetivo para el que la reciente suscripción de un nuevo préstamo sindicado por 1.400 millones de euros y que, según varios gestores, ha sido precisamente el desencadenante de la última avalancha vendedora que está castigando el valor.

Este jueves, el volumen de negociación en Abengoa se situaba muy por encima de su media anual, tanto en las acciones de clase A como en las de tipo B que forman parte del Ibex 35. En ambos casos, sus bruscas caídas se colocaban como las más abultadas de todo el Mercado Continuo en una sesión de por sí teñida de rojo a causa de la decepción generada por el presidente del BCE. Con casi 19 millones de títulos negociaos cuando lo habitual es que no lo hagan más de 6,6 millones, Mirabaud Finanzas se colocaba como el bróker más activo en ventas.