Mario Draghi agua la fiesta por los datos de paro en Wall Street

Wall Street
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La caída del paro en EEUU no ha sido suficiente para amortiguar la falta de concreción de las medidas excepcionales que el BCE estaría preparando. El rojo se impone. El jueves ha brindado a Wall Street dos importantes referencias del mercado laboral que han superado las previsiones de los analistas. Sin embargo, las alzas a las que apuntaba el mercado de futuros se han ido diluyendo en el chaparrón bajista que se extendía desde Europa a consecuencia de la falta de concreción en las medidas tantas veces predicadas desde el consejo de gobierno del BCE y aún no puestas en marcha.

Ante este escenario, los índices de referencia de la Bolsa de Nueva York repliegan los avances que se apuntaban en los cruces más madrugadores y llegan a probar las pérdidas. El industrial Dow Jones es el más perjudicado por la estela bajista europea y cae un 0,17% hasta los 16.775 puntos, con lo que se aleja un poco más de los decisivos 17.000 enteros. El tecnológico Nasdaq titubea a uno y otro lado de la gráfica y busca apoyo en el entorno de los 4.422 puntos. El agregado S&P 500 aguanta el embate con una ligerísima alza del 0,01% que le ancla a los 10.946 puntos.

Por el escenario macro, las solicitudes semanales de ayuda al desempleo ha servido un desayuno optimista a los inversores neoyorquinos, pues la cifra registrada de 287.000 peticiones ha mejorado con holgura el umbral de 297.000 que figuraba en las previsiones más halagüeñas. Un dato positivo que ha tenido que lidiar con la falta de concreción que de nuevo ha presentado el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, en su discurso en torno a la utilización de medidas de estímulo excepcionales.

Ya con la negociación a pleno rendimiento en Wall Street se ha publicado el dato de peticiones a fábrica del mes de agosto. Después del fuerte incremento registrado en el último registro, los analistas vaticinaban una caída del 9,3%. No obstante, el retroceso ha sido aún mayor hasta alcanzar el 10,1% y sembrando el pesimismo en las carteras de inversión de la meca de las finanzas globales.

En el ámbito empresarial, la automovilística Tesla Motors pisa el acelerador tras el toque de campana y se dispara un 3,5% después de haber publicado un enigmático mensaje en sus perfiles en varias redes sociales. En una recreación de lo que parece el batmóvil saliendo del refugio del superhéroe, se apunta hacia la fecha del próximo 9 de octubre para la presentación de su próximo modelo, que probablemente llevará el nombre de D.

Otra compañía del sector que también ruge al arranque de la sesión es General Motors. Sus títulos se apuntan alzas superiores al 2% después de que la cifra de ventas de vehículos nuevos en EEUU en septiembre haya batido todas las previsiones de los expertos. En total, 1,25 millones de vehículos se vendieron el mes pasado en la mayor economía del mundo, cifra que -unida a las buenas vibraciones que ha despertado el plan del consejero delegado de la firma de desplegar una nueva política financiera- se gana el aplauso del mercado.

Unas palmadas que no consigue cosechar Constellation Brands, que ve retroceder su gráfica más de un 2,5%. La firma ha conseguido un beneficio neto de 196 millones de dólares al cierre del que es su segundo trimestre fiscal. Un cierre de balance que se traduce en 98 centavos de ganancia por acción que no logran calmar el apetito de unos inversores que aguardaban un mínimo de 1,15 dólares por título.

De vuelta al lado alcista de las tablas de revalorización, Global Payments sí consigue el visto bueno de la Bolsa de Nueva York para sus cuentas. Gracias a un repunte del 17% en sus ganancias trimestrales propiciado por sus últimas adquisiciones corporativas, la compañía ha visto margen para elevar sus previsiones para el conjunto del ejercicio. Ahora cree que a cierre del próximo mes de mayo será capaz de publicar ganancias de hasta 4,75 dólares por acción cuando hasta la fecha no consideraba superar los 4,62 dólares.

Suben también las acciones de Twitter después de que los analistas de JP Morgan hayan adelantado que la red social pronto tomará ventaja a Facebook en el segmento de la publicidad móvil. Con un cambio de consejo de neutral a sobreponderar y una mejora de precio objetivo desde los 54 a los 64 dólares por acción, la compañía de microblogging sube más de un 2% mientras que la de Mark Zuckerberg se conforma con alzas del 0,3%.

Por el mercado de materias primas, el barril de petróleo Texas retrocede ligeramente un 0,56% hasta los 90,21 dólares la unidad. De momento se salvan los 90 billetes verdes que los analistas ven como clave para que pudiera desencadenarse un nuevo tirón bajista en la materia prima. Por su parte, la onza de oro pierde un 0,29% de su brillo y se cotiza este jueves a 1.213 dólares.