Los brasileños de Camargo Corrêa avanzan en la retirada bursátil de Tavex

Ticker de bolsa
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El objetivo de excluir a Tavex de la Bolsa española está un poco más cerca. Los latinoamericanos se han descubierto ya como accionistas de control de la española. El grupo brasileño Camargo Corrêa no pierde el tiempo en su intención de excluir de Bolsa a la textil española Tavex. Sólo dos días después de haber descubierto su intención, han dado cuenta de un aumento de participación en la algodonera a la par que han reestructurado sus posiciones entre distintas filiales del grupo.

Ya con el mercado cerrado a negociación, Camargo Corrêa ha informado de que en verdad su participación en Tavex es más elevada de lo que hasta la fecha había comunicado. En lugar del 49,5% de las acciones de la española que había dicho poseer, este miércoles ha reconocido que su cartera abarca ya un 50,005% del capital social de la cotizada, con lo ya antes de que lance su OPA de exclusión es accionista mayoritario y de control de la compañía.

Un desliz que desde los cuarteles del grupo brasileño se ha atribuido a una “errata”. Apenas dos horas después de este primer reconocimiento que daba cuenta de su más que aventajada posición de cara a la ejecución de sus planes, informaba de una reestructuración de esta abultada participación orquestada a través de varias de sus filiales. En un nuevo comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha explicado estos movimientos.

En primer lugar, Camargo Corrêa ha vendido a la sociedad Ayuspe Empreendimentos e Participações un paquete de 35,77 millones de acciones de Tavex. Un 30,837% de la española que hasta la fecha obraba en cartera de la filial danesa del grupo brasileño. La misma filial ha adquirido después, en un segundo movimiento, un bloque de 21,68 millones de acciones de Tavex, hasta ahora en cartera de la marca Alpargatas Internacional ApS y representativas de un 18,690% de la cotizada.

Con este movimiento, los brasileños consiguen que su filial sea titular directa de un 49,527% del capital social de una Tavex que pretenden jubilar de Bolsa después de más de 20 años. Hace sólo dos, se habló claramente de una posible OPA formulada por el fondo de capital riesgo Mercapital. Aunque en ningún momento se llegó a hablar del objetivo de la exclusión con tanta claridad como ahora, el mercado interpretó así el deseo de estos inversores tras haberse lanzado a la compra de la abultada participación de los inversores brasileños.

Entonces, cuando por el mes de junio de 2012 se descartó la operación, Tavex se hundió sin remedio en Bolsa y el día de la retirada formal de la propuesta de Mercapital llegó a marcar los que entonces supusieron sus mínimos históricos intradía en los 0,271 euros por acción. Entonces, la retirada bursátil de la compañía se habría pagado a 0,41 euros por título, casi el doble de lo que este jueves han anunciado que pagarán los latinoamericanos.