La rentabilidad por dividendo de la Bolsa española dobla a sus rivales europeas

Para el inversor que huye de sobresaltos y busca ganancias constantes, entrar en la Bolsa a través de compañías que ofrecen unas buenas retribuciones a sus accionistas puede ser una opción mejor remunerada incluso que la deuda. De hecho, la rentabilidad por dividendo de la Bolsa española, situada en el 7,7%, dobla a la de sus rivales europeas.

Según los datos recopilados por Bolsas y Mercados Españoles (BME), la rentabilidad por dividendo del parqué alemán se limita al 3,9%, en línea con la Bolsa del Reino Unido y por debajo del 4,8% de Francia y el 5,8%. Aún más lejos se sitúa Wall Street, donde este rendimiento sólo llega al 2,2%.

En total, 19 empresas del Ibex 35 ofrecen una rentabilidad por dividendo superior al 5%, es decir, mayor a las altas remuneraciones de otros activos considerados tradicionalmente como más defensivos como las letras del Tesoro, cuyos tipos en las últimas subastas se han disparado hasta récords históricos. En la anterior emisión de títulos a un año, la rentabilidad alcanzó el 4,08%. También baten a los mejores depósitos bancarios, que rondan el 4,5%.

Telefónica y Santander, los dos pesos pesados del selectivo de la Bolsa española, ocupan el primer y el segundo lugar en el ranking de las más generosas con sus accionistas. La operadora tiene una rentabilidad por dividendo del 11,6% prevista para este ejercicio, gracias a que repartirá entre sus inversores 1,60 euros por título este año. Mientras, la del banco es del 11,66%. Abertis completa del podio de los valores que más alegrías da a sus inversores, al tener una rentabilidad por dividendo del 10,39%.

Pero hay otra empresa que se encuentra al borde del 10%. Se trata de Bolsas y Mercados Españoles (BME). El viernes la gestora de la Bolsa tiene previsto pagar un dividendo bruto de 0,6 euros por acción. Este dividendo, el segundo del año, será propuesto al consejo de administración de BME mañana y, de aprobarse, se efectuará con cargo a los resultados de 2011.

Pese a los elevados rendimientos, los expertos recuerdan que la Bolsa siempre entraña más riesgo que otro tipo de activos y más en el actual periodo lleno de incertidumbres económicas. Por eso, siempre aconsejar apostar con empresas con sólidos balances, alta generación de caja, baja exposición a la deuda española y al mercado nacional. Es decir, que lo mejor será alejarse de la banca mediana, el de la construcción y el de los recursos básicos, por su elevada dependencia al ciclo económico.

La Bolsa española también resulta atractiva en términos de per (relación entre el beneficio y el precio por acción), que se encuentra actualmente en las 7,50 veces frente a su media de los últimos 24 años (15,22 veces) y por debajo también del resto de bolsas europeas y de EEUU.