La prensa viene hoy calentita y como muestra basta repasar a

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La prensa viene hoy calentita y como muestra basta repasar algunas de las acusaciones que se vierten en los diarios en relación a las dos dramáticas jornadas que se han vivido en el PP a cuenta del cese de Ricardo Costa.

El Mundo califica la destitución del secretario general valenciano de “injusta, falaz y antidemocrática” ya que se está sustentando en “una resolución que nunca existió”, un acuerdo del Comité Ejecutivo Regional que nunca se produjo, y que incluso se han incumplido los Estatutos del partido, ya que “el Reglamento del PP obliga a que al secretario general lo elija y lo destituya el Comité Ejecutivo a propuesta de su presidente” y advierte por tanto, que “la destitución de Costa no tiene, pues, cobertura legal, y sería revocada si el afectado recurriera a los tribunales”.

Pero Pedrojota también considera reprochable el cese desde el punto de vista político y pregunta a Cospedal “si también se tomarán medidas disciplinarias contra Camps por llamar ‘amiguito del alma’ al dueño de Orange Market” y concluye que si Camps sale debilitado la autoridad de Rajoy aún más y hace notar que su “gusto por las componendas y el no hablar claro está llegando demasiado lejos”.
El País editorializa en la misma línea que El Mundo respecto a que “los argumentos que han servido a la dirección nacional para imponer a los populares valencianos la destitución de su secretario general valen también, y con mayor motivo aún, para Camps”, ya que comparten amistades peligrosas, y hace notar que el presidente de la Generalitat ha sido doblemente humillado: primero, por Costa y luego por Rajoy.

La Razón hace un análisis tan diferente que parece que Francisco Marhuenda ha visto otra película. Considera que “Rajoy y Camps han actuado con la energía, claridad y rapidez necesarias para solventar el desgaste de imagen que representaban las filtraciones interesadas sobre el ‘caso Gürtel’”. Insiste en que los ‘populares’ son víctimas, que lo han hecho divinamente y que los ciudadanos verán al PP como alternativa de Gobierno. En fin, todo lo contrario de Pedrojota.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA