El ‘caso Pallerols’ le cuesta a Duran la amistad de Rajoy: ya no le ‘ajuntan’

Josep Antoni Duran i Lleida, presidente de CIU
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

“El caso Pallerols, y la sentencia que señala a la dirección de Unión Democrática de Cataluña, ha acabado con la buena sintonía entre el Gobierno y el PP con Duran i Lleida. El portavoz de CiU en el Congreso, y presidente de UDC, ha dejado de contar para el Ejecutivo, que ahora sólo negociará en Madrid con Josep Sánchez-Llibre”. Por lo menos eso es lo que dice elconfidencialdigital.com, que asegura que “ el Gobierno y el grupo parlamentario del PP en el Congreso de los Diputados han decidido cambiar la interlocución que hasta ahora mantenían con Convergencia i Unió en Madrid”.

Recuerda este medio online que “desde que Mariano Rajoy llegó a La Moncloa, las reuniones entre Soraya Sáenz de Santamaría y Alfonso Alonso con CiU en la Cámara Baja se habían realizado con Josep Antoni Duran i Lleida, pero la sentencia del caso Pallerols, que le señala directamente, y su posterior actitud después de la decisión del juez, han hecho cambiar de opinión a los ‘populares’”.

Le han contado dirigentes del PP al mencionado digital que “el grupo parlamentario y Vicepresidencia sólo tienen intención de hablar con Josep Sánchez-Llibre”. Y hace notar que el portavoz de Economía de CiU en el Congreso “es ya el que se acerca a las sillas azules de los ministros para buscar acuerdos, y es él con quien se negocian futuras reuniones y proyectos legislativos”.

Y lo argumentan en que “Duran i Lleida ha perdido la credibilidad ante el electorado y también para nosotros. Siempre ha intentado dar lecciones morales contra la corrupción política y no ha sabido apartarse cuando ha saltado el escándalo de su partido”.

En opinión del PP y del Gobierno, el aún portavoz del grupo parlamentario de CiU es un político amortizado, “que ha perdido toda capacidad negociadora por su actitud durante los últimos meses”.

Y hacen notar que “en el PP tampoco ha gustado el doble discurso que ha mantenido Duran i Lleida durante los últimos meses, en los que defendía el desafío soberanista de Mas y la independencia de Cataluña en Barcelona y en Madrid adoptaba otro mensaje, menos radical y centrado sobre todo en la defensa del pacto fiscal”.

Ahora, con Sánchez-Llibre, esperan que esa tendencia cambie: “Es economista y su prioridad será la fiscalidad en Cataluña, y no la independencia. Además, su familia lleva las ‘Conservas Dani’ por toda España y no le interesará que se boicoteen productos catalanes”.