Una experta en antigüedades y amiga de Ignacio González, encargada de ‘liquidar’ Caja Madrid

Caja Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Caja Madrid, que finalmente ha acabado por convertirse en fundación, cuenta desde hace unos días con un nuevo equipo directivo encabezado por Carmen Cafranga. Se trata de una amiga íntima de la esposa de Ignacio González, Lourdes Cavero, con la que comparte una sociedad, Subastas Segre, dedicada a la colocación de objetos antiguos y que, según se rumorea, podría encargarse de ‘liquidar’ el patrimonio de la Fundación.

Los mentideros políticos son un hervidero de dimes y diretes desde hace unos días. El ‘fichaje’ de Cafranga para dirigir la Fundación Caja Madrid no ha dejado indiferente a nadie, sobre todo por cómo ha sido constituida esta entidad. Aunque en un principio la idea de la Comunidad de Madrid y Rodrigo Rato era, según aseguraron algunos analistas políticos, mantener la ficha bancaria de la caja, la ley lo impedía, por lo que ha acabado por convertirse en fundación, aunque ha logrado mantener algunas ventajas.

Entre ellas, la marca Caja Madrid y diversos inmuebles y mobiliario pertenecientes al Monte de Piedad. Y precisamente por ello hay quien habría recibido con cierta suspicacia la llegada de Cafranga. Es curioso que esta experta en antigüedades vaya a ser la encargada de poner a la venta edificios y muebles para lograr liquidez. Unos bienes de los que se desconoce su valor pero que podrían salir al mercado a través de la empresa que la nueva presidenta de la Fundación tiene con la esposa de Ignacio González.

Subastas Segre, dedicada a vender al mejor postor todo tipo de obras de arte y antigüedades, podría así beneficiarse de la relación de Cafranga con la Fundación Caja Madrid. Y esta no sería la primera vez que las sociedades de esta empresaria harían ‘negocio’ gracias a sus ‘contactos’.

Hace unos años el nombre de Cafranga saltó a la primera línea informativa porque era consejera de Caja Madrid y su entramado de empresas había recibido adjudicaciones y subvenciones de la entidad por más de dos millones de euros. Un entramado con el que, además, también estaban relacionadas Concha Tallada, exmujer del que fuese presidente de Telefónica, Juan Villalonga, entre 1996 y 2000, y la actual alcaldesa de la capital, Ana Botella.