Bárcenas y los políticos corruptos nos toman por idiotas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Jesús Bárcenas ha sido el protagonista de las tertulias tras desvelarse que  llegó a tener 22 millones de euros en una cuenta en Suiza cuando aún era tesorero del Partido Popular y Antón Losada se declaraba indignado en la SER por la “desfachatez” con la que mienten los políticos corruptos que “genera la sensación de que nos toman por idiotas, se ríen de nosotros al tiempo que nos exigen sacrificios y nos recortan derechos”.

Losada reconoció que la noticia  le “deja en el cuerpo la misma sensación que a otra gente, incredulidad, asombro y estupor”, aunque admitió que le alarma tanto el que Bárcenas tenga tanto dinero en Suiza como la falta de reacción de su partido.

Para este tertuliano estos casos “ponen de manifiesto la forma de manejarse del PP” y denunció que  “Bárcenas miente sin reparos, y pone con desparpajo sobre la mesa que no era sólo suyo, sino de otros amigos, también defraudadores. Y deja dudas sobre la amnistía de Montoro y a quién benefició”. Señala que le plantea “serias dudas sobre la financiación del PP en aquella época, e insiste en que la reacción del partido le parece inexplicable: “No se puede despachar un asunto así diciendo que ‘ya no es miembro del partido”. “Me indigna la falta de reacción”, concluyó.

Bingen Zupiria revela que  a primera impresión que ha tenido tras conocer los hechos ha sido de una desazón tremenda. “Me he preguntado si éste es el país en el que vivo yo”. Aclara que le cuesta pronunciarme sobre estos asuntos “porque no soy jurista y, sólo me puedo guiar por la forma, pero la forma parece muy grave” y explicó que  “suena grave que un tesorero de un partido político pueda tener bolsas de dinero fuera del país, y no hay una actitud contundente y decidida por parte del partido al que salpica. Y además, genera una imagen sobre la política que le perjudica. Creo que debería haber más celeridad jurídica sobre este tipo de casos”.

Ignacio del Río también estuvo de acuerdo en la gravedad de los hechos, por lo que cree  que el PP debe personarse en las diligencias que están abiertas al respecto, por fraude fiscal. Esto es lo que tiene que hacer, porque esta situación de grandes fondos de un ex tesorero del PP puede determinar que se haya producido un perjuicio para las cuentas de la organización. El PP puede ser, en parte, la víctima. Puede haberse producido una situación de incorrecta actuación de ese tesorero. La regulación de la regularización tributaria indica que no se puede llevar a cabo si hay una investigación judicial por un delito fiscal, que es lo que está pasando”.

Y el PP también debería abrir una comisión interna de investigación, porque hay gente militante que aporta dinero y tiene derecho a saber qué pasa con su dinero. La respuesta de “ya no forma parte del partido” no es suficiente.

Además, Losa hizo nota la doble vara de medir que usa el PP para valorar los supuestos casas de corrupción de Cataluña y los que afectan a su partido y recordó las declaraciones, de Montoro, Aguirre, y Floriano preguntándose casi quién es Bárcenas.

En la COPE, Esther Palomeras no está de acuerdo tampoco con ese ‘pasa palabra del PP’ al recordar que Bárcenas era un peso pesado  del partido y considera que ante estos asuntos debe tenerse tolerancia cero y deberían ser los partidos quienes lo denunciasen.

 José Antich también puso el acento en la necesidad de explicaciones por parte de Bárcenas y los populares, consideró que “la sociedad española está asistiendo con perplejidad a todo esto, mientras que las cúpulas de los partidos no están siendo sensibles. “Ningún partido tiene la legitimidad de juzgar cuando salen casos de corrupción de todos los signos”, sentenció.