Los mandamases del PP ya han dictado sentencia: Ana Botella debe ser sacrificada

Ana Botella, alcaldesa de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Está claro que elsemanaldigital.com cree que Ana Botella lo ha hecho ‘de pena’ en la gestión de la tragedia del Madrid Arena y que debería presentar la dimisión y por eso sigue erre que erre dando leña a la alcaldesa. Si el viernes publicaba una información con el gráfico titular: “Váyase señora Botella: la ‘alcaldesa zombi’ prolonga una agonía inútil”, hoy dicho digital vuelve a la carga al acusar a la esposa de Aznar de precipitar con su K.O “un endiablado dilema en el PP de Madrid”.

Es el propio director de este digital, Antonio Martín Beaumont, el que escribe para poner negro sobre blanco que “el derechazo del Madrid Arena se hundió en el mentón de Ana Botella y mantiene a la alcaldesa de Madrid grogui” y añade que  “muchos en el PP, la mayoría, auguran que es cuestión de tiempo que caiga a la lona y ya no se levante. Por mucho que el pasado jueves ella misma asegurara que ‘nunca’ ha pensado en tirar la toalla”.

Según señala Martín Baeumont:  “Tras la última remodelación en su equipo de gobierno, hecha a mata caballo -marca de la casa-, el círculo de confianza de la alcaldesa, cada vez más reducido, se ha esmerado por difundir entre la prensa la teoría de que su boxeadora no está K.O. Es más, según sus emisarios, Botella confía en que el COI se decante por la candidatura de Madrid 2020 en la votación definitiva del 7 de septiembre para renacer de sus cenizas”.

“Sin embargo,  en opinión del director de elsemanaldigital.com, la suerte de la heredera de Alberto Ruiz-Gallardón parece ya echada” y es más dice que  “aunque el oficialismo de Génova 13 se escabulla con el argumento de que aún queda mucho para las elecciones municipales de 2015, entre bambalinas los mandamases populares ya han convenido que para mantener el crucial Ayuntamiento de Madrid Botella debe ser sacrificada “ y concluye que “si ella misma decide dar un paso atrás será bienvenido. Si no, habrá que empujarla”.