La Gaceta y ABC cargan contra Bono para acallar la polémica sobre el patrimonio de Cospedal

María Dolores de Cospedal, presidenta de Castilla La Mancha
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La prensa conservadora ha decidido ‘resucitar’ a  José Bono para contrarrestar las críticas sobre el patrimonio y el sueldo de la presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, así como los de su cónyuge, Ignacio López del Hierro. En los últimos días, La Gaceta y ABC han sembrado dudas  sobre los bienes del dirigente socialista y supuestas prebendas costeadas por los bolsillos de los manchegos.

José Bono tiene aún muchas preguntas que contestar. O por lo menos, esto es lo que se denuncia desde las páginas del diario de cabecera del Grupo Intereconomía y del periódico fundado por Torcuato Luca de Tena que han rescatado del cajón su campaña contra el veterano dirigente socialista.

Así, insisten en destacar cómo ha logrado el expresidente del Congreso incrementar su patrimonio hasta el punto de, según La Gaceta, tener ocho parcelas rústicas, un piso en Toledo, un chalé en Olías del Rey, otro en Bargas, cuatro pisos en Madrid o dos áticos en Estepona. Todo sin dar las pertinentes explicaciones, tal y como ha recordado este diario en los últimos días.

Precisamente, hoy mismo en las páginas de este periódico se denuncia que Bono paga por su hípica un IBI ridículo.

Esta campaña no es sólo una cosa de Intereconomía, ya que a ella también se ha unido el ABC informaba sobre unas sustanciosas prebendas como una oficina de representación o dos secretarias que, según este diario, cuestan a los manchegos 160.000 euros anuales del erario público.

Todo esto aparece en plena polémica por el sueldo y el patrimonio de la presidenta autonómica y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y de su esposo. Unos bienes que han desatado un alud de críticas por parte de partidos políticos, sindicatos y colectivos ciudadanos y que ambos medios tratan de acallar con la ‘resurrección’ de Bono.