Una jornada más los tertulianos han debatido sobre las acusa

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Una jornada más los tertulianos han debatido sobre las acusaciones de escuchas ilegales y de persecución judicial y policial que ha vertido el PP contra el Gobierno. En Onda Cero, José María Calleja era uno de los que lo tenía más claro. Para él, “el PP se está enfrascando en una maniobra de distracción para que los ciudadanos no vean la corrupción que hay en Madrid y en Valencia y la gangrena que hay en Baleares” y se preguntó “si el PP sostiene que hay un Estado policial, ¿cómo está de vacaciones? Tenían que haber tomado iniciativas”. Este periodista apuntó que “lo del estado policial sólo se lo había escuchado a Batasuna” y recalcó que “si crees que te han pinchado el teléfono vas a la policía y denuncias” señalando que no han presentado “ni una sola prueba ni ninguna explicación respecto a los casos de corrupción”. Sobre el trato a los detenidos por el caso del velódromo Palma Arena, Calleja no cree que los cargos del PP de Mallorca tuvieran que ir esposados pero hace notar que en El País hay una serie de fotos en las que aparecen cargos del PSOE esposados y aclara que “hay un protocolo en las detenciones”. Su compañero de tertulia, José Antonio Vera le dio la razón en lo de las escuchas: “Si hay pruebas, que se lleven a los juzgados, es una acusación muy grave el uso de medios del Estado para perseguir a la oposición y no creo que lo haya hecho el PSOE”, pero respecto a los arrestados en Baleares considera que hubo una “desproporción muy grave”.

En la SER, Margarita Torres dice que es obvio que Rajoy no sabe manejar su partido. Le parece “realmente curioso”que diga que no conoce las declaraciones de su propio partido, que estaban en su página web, aunque sea como excusa para no meterse más en el asunto. Y opina que los políticos deberían quedarse en la playa y los chiringuitos y dejarnos tranquilos con las ‘declaraciones de verano’. A Margarita Uría también le parece asombroso que Rajoy dijese aquello de que no quería meterse a hablar en profundidad de las declaraciones de Cospedal, aunque sea habitual en él lo de que “no me enteré”. Finalmente, Enrique Gil Calvo advirtió que para realizar unas declaraciones tan graves como las que hizo la número dos del PP “hay que hilar más fino y que sean más certeras y precisas”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA