María Dolores de Cospedal la ha liado con sus gravísimas acu

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

María Dolores de Cospedal la ha liado con sus gravísimas acusaciones al Ejecutivo y en las emisoras no se ha hablado de otra cosa que de esta “nueva etapa de crispación política en un mes donde la actividad disminuye”, como la ha catalogado Pepe Oneto en Onda Cero, mientras que su compañero Javier Caraballo ironizó con que “parece cierto lo de los vendedores de tila, ya que la tensión no cae a pesar de estar en agosto”. Bromas aparte, a la mayoría de los tertulianos les parece que a la denuncia de la número dos del PP sobre escuchas ilegales a dirigentes de su partido le falta consistencia. Incluso Luis Herrero, en la COPE, apuntó que aunque en el PP tengan “la fundada sospecha de que están siendo espiados, eso no significa que tenga pruebas”. Caraballo fue en la misma línea ya que le parece “creíble pero tal y como la presenta el PP sin datos reales hace que a la denuncia le falte sustento”, mientras que Antxón Urrusolo sentenció que corresponde al PP y a Cospedal pasar de los indicios a las pruebas.

En la cadena SER, Mariola Urrea dice que si las instituciones no tienen un comportamiento óptimo hay vías para denunciarlo, no se puede actuar como Cospedal, hablando ante los medios sin demostrarlo. “No se debería permitir y tiene que haber depuraciones en el partido”, señaló. También en similares términos se expresó Eduardo San Martín que piensa que el PP debe admitir que si no hay nada de escuchas ilegales, Cospedal debería plantearse la dimisión. Oneto, por su parte, recalcó que en cualquier país esto provocaría una crisis institucional y que esto no se puede resolver todo esto con una simple contestación de la vicepresidenta del Gobierno.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA