“Ayer fue un día de luto para la democracia española”

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El duro programa de recortes que anunció ayer Rajoy para intentar ahorrar 65.000 millones ha sido analizado en las tertulias y los comentarios han sido muy sombríos. En Onda Cero, los tertulianos reconocían que no estaban seguros si este ‘sacrificio’ que se exige a los españoles servirá y en la SER Román Orozco sentenciaba: “Ayer fue un día de luto para la democracia española”; un cúmulo de desfachateces” y cree que Rajoy debería haber dimitido “esto es un golpe de Estado legal”.

Además este tertuliano de la emisora de Prisa reconoció que no entiende por qué aplaudían los diputados del PP y señaló que “Rajoy no se vio obligado a hacer el ajuste, lo ha hecho porque le encanta, está en su DNI, es el principio del liberalismo económico que predica”.

En la COPE, además, insisten en que esto no ha hecho más que empezar y Gustavo Villapalos advierte que todo lo que se pueda recortar se recortará”. Javier Ruiz coincide con él y considera que el Gobierno está lanzando un mensaje: “ciudadano, prepárese que aún no hemos acabado”. De hecho, considera que hay que tener en cuenta sobre quien recaen estos recortes, que siempre son los mismos: “de estos recortes, sólo un cuarto lo pagarán las administraciones”.

Y este aspecto precisamente, que no se mete la tijera a la Administración es lo que menos ha gustado a Mamen Gurruchaga en Onda Cero, que dice que echa de manos que los parlamentarios no se hayan apretado ni un agujerito el cinturón, quitándose, por ejemplo, la paga extra como se ha hecho con los funcionarios. Y dijo que no se puede decir “a usted le recorto pasado mañana y el recorte de los concejales lo fío a 2015”.

David Gistau recalcó que en su opinión el problema de Rajoy es que “ya no tiene la fórmula mágica, la fórmula del crecepelo y esa que iba a curar a los leprosos” con la que vendió su llegada al Gobierno.

Este tertuliano recalca que ya no existe la predisposición de la gente a entender el esfuerzo nacional que pide cuando además se ensaña con los más débiles. Y advierte que “se ha convertido en un presidente vaciado de contenido y eso no se despacha con un ‘no tengo más remedio’, ya que Rajoy no se puede llamar a engaño y decir que no sabía la nación con la que se iba a encontrar”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA