Vicente del Bosque es casi un filósofo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

“Hemos pasado de pobres a ricos demasiado rápido y no sabemos apreciar lo que tenemos”. Las palabras Vicente del Bosque lamentándose de que en España no se valore el pase a cuartos de final de la Eurocopa como han hecho otras selecciones han sido analizadas en Onda Cero en una clave que mezclaba fútbol y economía. José María Fidalgo dijo que el seleccionador nacional casi siempre acierta en lo que dice: “Es casi un filósofo”, mientras que Amando de Miguel cree que esta queja se puede aplicar a la economía ya que no hemos malacostumbrado y “ni somos ricos ni somos campeones todavía”.

A continuación, los tertulianos del programa de Carlos Herrera han estado de acuerdo en que los mercados podrían calmarse cuando se explique con claridad en qué consiste el rescate al sistema financiero español. José María Calleja afirmó que “la reunión del G-20 ha dicho que España tiene que plantear de manera urgente y con claridad el rescate” y criticó que “Rajoy ha dado dos mensajes que no tienen nada que ver”, el pasado domingo dijo que él ha sido el que ha presionado para conseguir ese rescate -aunque no emplea esta palabra- “y ayer nos dice que esto es un desastre”. Y señaló que dichas contradicciones están creando “una sensación de galimatías, de ruido, que no nos ayuda nada”.

En la SER, fueron en la misma línea y Vicente Jiménez considera que la situación es grave por lo que requiere del presidente una explicación fina y ajustada, no “generalidades”. “Lo que importa son los detalles”, ha manifestado, y piensa que la actitud de Rajoy “vale para la oposición, pero supone un serio problema de comunicación para el Gobierno”, que irrita a los capitales europeos. “Lo que necesitamos es saber cuánto dinero necesita España, de qué fondo saldrá el dinero y cuánto costará devolverlo”, concluyó este tertuliano de la emisora de Prisa.

Matías Valles ironizó al señalar que en la actualidad “se está decidiendo qué asusta más, si la marca España o la marca Rajoy”. De momento, no se está aclarando exactamente en qué consiste el rescate, así que no faltará mucho para el rescate efectivo. Además, se quejó de que el lenguaje poco definido de Rajoy ha conseguido que “no sólo seamos los profanos los que no entendemos la diferencia entre rescate a los bancos y al Estado, como no entendemos la diferencia entre erotismo y pornografía”, ya que “ahora tampoco lo entienden los inversores”.