La rebaja de Moody’s es como gritar fuego en un teatro lleno

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En las tertulias el mazazo que ha supuesto que Moody’s rebajara la calificación de la deuda española tres escalones ha estado muy presente. En Onda Cero, Pepe Oneto se preguntaba quién fiscaliza a los fiscalizadores, aunque Paco Reyero hizo notar a su compañero que ahora hay una mayor contestación a lo que dicen las agencias de calificación, que hasta hace poco parecían intocables.

En la SER, Joaquín Estefanía hablaba sobre los enemigos de la moneda única europea. “Sabemos que el euro también tiene grupos y lugares donde no es bien visto porque es una moneda más de referencia en el mundo y se estaba más cómodo antes cuando la única moneda de referencia era el dólar” y señaló que “hay dos centros ahora de combate sobre la fortaleza del euro, que son Wall Street y la city de Londres”, aclarando que una buena parte de la sobrerrepresentación que hay sobre la situación española en periódicos como Financial Times y The Wall Street Journal tiene que ver con esto”.

Cristina Ares, por su parte, ha indicado que loso enemigos del euro están fuera de la zona de la moneda única, pero no son los gobiernos, sino los capitales, que no quieren que haya una mayor institucionalización para que no limiten sus actuaciones. Pero, en cualquier caso, «no hay que ceder al pánico; hay que mantener la cabeza fría», ha comentado.

Matías Vallés ha indicado que la rebaja de Moody’s ayer equivale «a gritar ‘fuego’ en un teatro lleno», y lo mismo pasa con periodismo irresponsable. A Wall Street no le conviene una Europa fuerte, pero tampoco una quebrada, eso les interesa a los especuladores.

Finalmente, sobre la situación de Grecia, José María Fidalgo, dijo que está convencido de que la UE hará todo lo posible que no se quede fuera del euro y tranquilizó sobre el supuesto radicalismo de Alexis Tsipras, líder de la coalición de izquierdas Syriza, que las encuestas sitúan en condiciones de disputar la victoria al centro derecha en las elecciones griegas del próximo domingo. “Si es cierto que Tsipras es un líder estudiantil, pero Durao Barroso era maoísta y le debe quedar de maoísta el cuello de la camisa”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA