La noticia que más se repite en las portadas es la renuncia

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La noticia que más se repite en las portadas es la renuncia de los controladores aéreos a convocar una huelga en pleno agosto. Dice El Mundo que el aplazamiento lo hacen “para lavar su imagen”, conscientes de que tenían a la opinión pública en su contra, y en el mismo sentido se pronuncia el resto de los diarios, entre ellos El País que hace notar que “el temor a la irritación de los usuarios ha neutralizado la presión de los controladores”. Pero ahí acaban las coincidencias, ya que mientras el resto de la prensa se centra en la buena noticia y en instar a las partes a alcanzar un buen pacto -que equipare este colectivo con a lo que sucede en el resto de países, “tanto en salarios como en sus condiciones laborales y en su número” como exige La Razón- Pedrojota habla de noticia “agridulce” y ve la botella medio vacía, haciendo hincapié en que el desmarque de la huelga no es definitivo, por lo que afirma que “lo que deberían hacer los controladores aéreos es retirar definitivamente ese elemento de presión”.

La otra noticia que brilla con luz propia en las primeras de El País y El Mundo es la de que Jaime Lissavetzky presentará mañana su candidatura a la alcaldía de Madrid. Ya se sabe que el secretario de Estado para el Deporte es el candidato del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, que declaró hace días en León que Lissavetzky era “uno de los mejores», pero lo que explica El País es el motivo de que se anticipe la decisión: la dirección nacional del PSOE quiere adelantarse en la batalla por el Ayuntamiento de Madrid para evitar unas primarias.

Sobre todo este carajal de los socialistas madrileños vuelve hoy a editorializar Pedrojota a quien le suena a broma que ZP se declare ahora neutral en las primarias “después de tres semanas de presiones, después de haber apostado públicamente por Trinidad Jiménez y tras haber intento amedrentar a Tomás Gómez en La Moncloa con la intención de que arrojase la toalla”. Y es que obras son amores…