Madrid Central: Almeida reduce 100 metros el perímetro e impone nuevas restricciones

Gran Vía Madrid Central
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Nuevas medidas del Ayuntamiento de Madrid sobre Madrid Central. El alcalde José Luis Martínez-Almeida ha anunciado este jueves un decreto con el que dos calles –Mártires de Alcalá y Seminario de Nobles– que formaban parte del perímetro de Madrid Central ahora serán de libre circulación. Se trata de un recorte de 100 metros.

El tramo de Mártires de Alcalá que discurre entre Santa Cruz de Marcenado y Alberto Aguilera ya era de libre circulación desde que se aprobó la Ordenanza de Movilidad Sostenible en octubre de 2018. Ahora, según recoge Sevimedia, desde el 1 de enero de 2020 toda la vía quedará fuera de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE).

Esta calle, Mártires de Alcalá, es la que registra el mayor número de sanciones del distrito Centro, acumulando una media mensual del 21% de las multas que se ponen en el área de bajas emisiones.

A esto hay que sumar que el consistorio de la capital, gobernado por PP y Ciudadanos, ha iniciado esta semana una nueva campaña de información a través de correos electrónicos y mensajería instantánea a propietarios de vehículos sin distintivo ambiental para que “conozcan cómo les afectan las nuevas prohibiciones recogidas en la Ordenanza de Movilidad Sostenible” que entran en vigor el 1 de enero.

El texto de la ordenanza, explica el ayuntamiento en una nota, prohíbe la entrada a la Zona de Bajas Emisiones a aquellos vehículos diésel matriculados antes de 2006 y gasolina matriculados previamente al año 2000 que quieran aparcar en las plazas de garajes particulares o de residentes (PAR). “Sólo se les permite el acceso si disponen de alguna condición autorizante como puede ser la de que el vehículo pertenezca a una persona empadronada en el distrito de Centro o traslade a personas de movilidad reducida”, se advierte.

Esta misma limitación y excepcionalidad afecta a los vehículos A con MMA igual o inferior a 3.500 kg, empleados para realizar urgencias de suministros de agua, electricidad, gas y telecomunicaciones en la vía pública dentro del perímetro. De igual modo, se restringe la entrada a vehículos de empresas de estas características que se dediquen a la entrega de medicamentos a centros sanitarios y oficinas de farmacia del área y de recogida de residuos de productos farmacéuticos.

No más invitaciones para los A ni acceso a los B de autoescuelas

Desde el día 1 de enero tampoco se permitirá a los empadronados en Madrid Central gestionar invitaciones de acceso para vehículos sin pegatina ambiental. Ni siquiera los vehículos sin distintivo de la Dirección General de Tráfico podrán entrar en el perímetro. Desde dicha fecha tampoco podrán acceder al distrito los vehículos de autoescuelas ubicadas en su interior destinados a prácticas de conducción que tengan distintivo B.

Asimismo, el consistorio prohibirá desde el 1 de enero el estacionamiento de vehículos sin distintivo ambiental (vehículos de categoría A) en las plazas del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER). Sin la pegatina, por tanto, no se podrá aparcar en estas zonas. Sin embargo, habrá excepciones:

-Residentes en su respectiva Área de Estacionamiento Regulado.

-Vehículos comerciales e industriales que ya disponían de autorización de estacionamiento SER en el momento de entrada en vigor de la Ordenanza de Movilidad Sostenible (24 de octubre de 2018).

-Los vehículos auxiliares de apoyo a la operación del servicio de transporte público colectivo urbano general de uso regular.

-Los vehículos de 2 y 3 ruedas.

-Los vehículos destinados a transportar personas que acrediten disponer y empleen la autorización especial para personas con movilidad reducida.

-Y los vehículos destinados a servicios esenciales.

En todos estos casos no se impondrá estas nuevas restricciones para coches contaminantes.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA