Los médicos madrileños se mueven para denunciar la sobrecarga en los centros de salud

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, en un centro de salud
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las alertas del personal encargado de los centros de salud vienen manteniéndose desde hace tiempo. Los recortes en la Atención Primaria siguen sin superarse. Una situación que percute con mayor fuerza en época de picos asistenciales como la gripe, aunque ya se ha convertido en casi crónica. Y para hacer frente a esta sobrecarga de trabajo que denuncian, los médicos madrileños han decidido organizarse para intentar atajar este problema.

El sindicato médico AMYTS ha redactado un documento para que estos profesionales de la sanidad madrileña puedan denunciar por escrito las escenas de sobrecarga asistencial. “Estamos enfrentando constantes situaciones de sobrecarga asistencial, que en las consultas de los médicos de Atención Primaria son absolutamente insostenibles”, han reprochado desde la organización sindical.

Y es que, según han señalado, las agendas se han convertido en colas kilométricas “con 70 y hasta 80 pacientes”. De esta manera, tal y como han reprochado, se llega a “un riesgo que no se debe asumir en ningún caso”. De hecho, desde AMYTS han recordado que estas escenas de saturación laboral “no es solo por la epidemia de gripe”: “Es frecuente que por las diferentes situaciones que ocasionan ausencias de facultativos, nos veamos obligados a sumir sus agendas ante la ya crónica carencia de sustitutos”.

A pesar de que no se tiene un número exacto del número de personal que ha perdido la Atención Primaria en Madrid con la crisis, CCOO, en un estudio reciente, no pasó por alto que la Comunidad de Madrid fue en 2016 la penúltima comunidad autónoma en el ratio de médicos de AP por cada 1.000 habitantes y la última en el de profesionales de enfermería. Es más, el pasado verano, el Foro de Médicos de Atención Primaria denunció las carencias estructurales en España, donde “las plantillas de los centros de salud siguen sufriendo el descenso de la inversión pública”.

Madrid, a la cola en el número de médicos y enfermeros de Atención Primaria

Leer más

“No es sólo una cuestión de suplencias en verano ni de poner parches, estamos ante un problema estructural. Nuestros cálculos indican que en España faltan más de 2.500 médicos de Atención Primaria (entre médicos de familia y pediatras) y en unos años la situación va a empeorar con las próximas jubilaciones de miles de profesionales”, censuraron desde el Foro de Médicos de Atención Primaria.

Mientras tanto, según ha informado Diario Médico, el objetivo que persigue AMYTS es el de presionar para que la plantilla de facultativos en los centros de salud madrileños aumente un 20%. A finales de 2017, CCOO también reivindicó la “necesidad urgente” de priorizar el aumento de recursos en Atención Primaria en la Comunidad de Madrid. Y más en “una de las áreas del sistema sanitario que más ha sufrido las políticas sanitarias del PP”.

Por todo ello, AMYTS ha animado a los médicos madrileños a que comiencen a denunciar las sobrecargas asistenciales que sufren. Un secreto a voces que, como destacó CCOO, provoca que “las condiciones de trabajo de los profesionales de Atención Primaria son cada vez más precarias, lo que dificulta la continuidad asistencial y la confianza de la población en los profesionales”.