Los inversores templan nervios en la apertura europea tras nuevos desplomes en Wall Street y Asia

Bolsa de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las bolsas europeas abrían con moderados números rojos en la jornada del viernes tras los nuevos desplomes ayer de Wall Street, donde el Dow Jones perdió más de 1.000 puntos, y esta madrugada en las principales bolsas asiáticas.

La volatilidad se ha adueñado de los mercados variables entre el temor de los inversores de que las presiones inflacionistas obligarán a la Reserva Federal a acelerar el calendario de subidas de tipos de interés. Si eso se une a estrategias algorítmicas de negociación que habrían jugado una mala pasada a los parqués, lo cierto es que el S&P 500 ha caído un 10% desde los máximos marcados en enero, sembrando inquietud sobre el rally más largo que había vivido el mercado desde la crisis financiera.

El índice cerró ayer con una caída del 3,8%, mientras que el Dow Jones se dejó más de 1.000 puntos y perdió al cierre un 4,2%. El tecnológico Nasdaq cedió un 3,9%. También caídas generalizadas en Asia que borraron prácticamente la mayor parte de las ganancias acumuladas en los últimos dos días. En Hong Kong, el Hang Seng perdió un 3,6%, con números rojos en todos sus sectores industriales. En Tokio el Topix bajó un 2,5% y el Nikkei un 2,32%.

En la mañana europea el signo negativo sigue siendo la nota dominante, aunque de un modo más moderado. El Ibex 35 se deja en la apertura un 0,63%, mientras que en Frankfurt el Dax retrocede un 0,30% y en París el Cac un 0,50%. El Stoxx 600 se deja a la misma hora un 0,60%.