Liberbank pone sobre la mesa otro ERE dos años después del último ajuste

Liberbank
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La dirección de Liberbank ha convocado este miércoles a los sindicatos para negociar un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará potencialmente a la totalidad de los centros de trabajo. La negociación llega dos años después de que el banco acordase con los representantes sindicales un recorte de 525 empleos.

“Por medio del presente escrito les comunicamos de manera fehaciente la intención de la empresa de iniciar el procedimiento de modificación sustancial de condiciones de trabajo, movilidad geográfica e inaplicación de convenio previsto en los artículos 40, 41 y 82.3 del Estatuto de los Trabajadores, procedimiento que afectará potencialmente a la totalidad de los centros de trabajo”, señala el comunicado que ha remitido la dirección a los sindicatos.

Previamente, y de conformidad con lo establecido en la disposición adicional quinta del Convenio Colectivo de Cajas y Entidades Financieras de Ahorro, la empresa abrirá un proceso de negociación “previo y limitado en el tiempo”, de al menos quince días de duración, para buscar fórmulas “que permitan minimizar el impacto de las medidas sobre la plantilla”, ha apuntado el banco en su escrito a los representantes de los trabajadores.

El último ERE en la entidad surgida de la fusión de Cajastur (CCM), Caja Cantabria y Caja Extremadura se firmó en 2017 y contempló 525 bajas incentivadas y voluntarias, que se completó, por un lado, con entre el 75% y el 80% del sueldo para los trabajadores nacidos entre 1956 y 1959, y, por otro, con una indemnización de 33 días por año trabajado, con un máximo de 22 mensualidades o 120.000 euros.

El grupo cuenta con 3.867 empleados y 629 oficinas en España al cierre del primer semestre.