El Gobierno panameño muestra su apoyo a la Zona Libre de Colón

El Gobierno de Panamá ha decidido dar su apoyo a la Zona Libre de Colón, que ha sufrido una fuerte caída en su actividad económica. Fuentes del Ministerio de Comercio panameño han asegurado a Americaeconomica.com que han mantenido una serie de reuniones con los directivos de los usuarios de la Zona Libre, dentro del marco del fallo que emitió la OMC con respecto a la restricciones que impuso las autoridades colombiana a algunos productos de esta franja. El presidente de la Asociación de Usuarios de la Zona Libre de Colón (AU), Giovanni Ferreri, ha solicitado esta semana al Gobierno una reunión para analizar la caída de la actividad económica que ha sufrido esta zona, que es uno de los principales aportadores al Producto Interno Bruto del país.

Con la propuesta de este encuentro con el Gobierno, AU pretende que se busque algún plan de apoyo y de soporte para este sector, que ha sufrido una caída del 4,3%. Ferreri ha indicado que la Zona Libre de Colón, el área franca más grande del mundo después de Hong Kong, ha sufrido una caída muy preocupante en su actividad económica. Por esto ha pedido al Gobierno de Panamá que le preste un especial cuidado y apoyo a la zona franca, ubicada a 85 kilómetros de la capital, para que las cifras no empeoren.

El presidente de AU ha informado que al cierre del primer cuatrimestre del 2009 la actividad económica sumó 4.951 millones de dólares, con una caída de 7% en las importaciones y del 3,4% en las reexportaciones. Mientras que en el mismo periodo del pasado año 2008 la cifra alcanzó los 5.222 millones de dólares.

Además, el presidente de AU ha expresado que la mayor preocupación es que a las empresas que operan en esta zona franca se les hace cada vez más difícil cobrar sus cuentas en países como Cuba y otros de la región.

Ferrari ha afirmado que en varios países se están retrasando en sus pagos y esto también tiene sus repercusiones para la banca del país.

Fallo de la OMC. El Viceministro de Comercio Exterior panameño, Severo Sousa, ha asegurado que el veredicto de la Organización Mundial del Comercio se pone del lado de Panamá. La OMC ha dictaminado que Colombia ha violado las normas comerciales internacionales al imponer restricciones a los productos de la Zona Libre de Colón.

Sousa ha indicado que el Gobierno de Panamá esta satisfecho de que por fin se hayan eliminado las barreras discriminatorias, algo muy favorable, que permitirá al país iniciar la recuperación de los usuarios que han sido seriamente afectados por dichas limitantes que obstaculizaban el comercio entre ambos socios comerciales.

La Ministra de Comercio e Industrias del país, Gisela Alvarez de Porras, ha afirmado que el esfuerzo del gobierno del Presidente Torrijos en conjunto con la empresa privada ha sido un ejemplo de trabajo.

El Órgano de Solución de Controversias de la OMC, ha dictaminado que Colombia impuso condiciones particulares a las importaciones de ciertos textiles, vestidos y calzados procedentes de Panamá o de la Zona de Libre Comercio de Colón.

El veredicto establece que las medidas adoptadas por Colombia restringen la entrada de esos artículos de vestir llegados desde Panamá a dos puertos, el Aeropuerto de Bogotá y el puerto marítimo de Barranquilla y contradicen disposiciones del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) de 1994.

Durante el transcurso del proceso, Panamá presentó más de 80 pruebas para sustentar sus alegaciones. Las conclusiones confirman todos los argumentos jurídicos planteados durante el proceso de solución de diferencias y confirman la postura de que se trataban de medidas discriminatorias.

La Asociación de Usuarios de la Zona Libre, han confirmado que muchos comerciantes han perdido clientes en Colombia, puesto que sus mercancías sólo podían ingresar a territorio colombiano por el puerto de Barranquilla o el aeropuerto El Dorado de Bogotá.