Micheletti elimina los derechos fundamentales en plena campaña electoral

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En un endurecimiento del recorte de los derechos constitucionales en Honduras, el presidente de facto de Honduras Micheletti ha establecido 45 días de estado de sitio en el país, coincidiendo con la campaña electoral. Micheletti ha ordenado a los militares el cierre de los medios de comunicación afines a Manuel Zelaya, Radio Globo y el Canal 36 de televisión, además de eliminar cinco derechos constitucionales, entre los que se encuentra la libertad de expresión y el derecho de asociación.

Micheletti también ha eliminado el derecho a la libertad personal, libre emisión de pensamiento (libertad de expresión), libertad de asociación y de unión, libre circulación y los derechos de los detenidos, una situación que, según los expertos, agravará aún más si cabe la difícil situación económica por la que atraviesa el país.

Antes del inicio de la actual crisis política en Honduras, el Banco Central calculaba un crecimiento de la economía de apenas del 2% para el 2009 por el impacto de la crisis global en sus exportaciones, el turismo y las remesas. Sin embargo, las últimas estimaciones del BCH hablan de un decrecimiento entre el 1% y el 2%.

Las remesas, que suponen un 21% del Producto Interno Bruto del país, disminuyeron un 8,2% en el primer semestre al compararse con el mismo periodo del año anterior. Solo en el mes de agosto, estas se redujeron en un 11% respecto a agosto del 2008
La actividad económica también ha ido en descenso. El turismo se ha visto enormemente perjudicado, y algunos informes indican que la ocupación hotelera ronda apenas el 20%.

El aislamiento financiero al que es sometido el gobierno de facto, que ha visto congelado el acceso a la ayuda de los organismos financieros internacionales, los cuales financian hasta en un 20% de su presupuesto, es un serio problema que amenaza sus golpeadas reservas en divisas si la crisis se extiende por más tiempo.

Muchos expertos aseguran que, si la crisis política continúa, el gobierno interino podría verse tentado a establecer mecanismos de control sobre sus divisas, lo cual de igual manera no evitaría que la Lempira se devalúe y aparezca un mercado paralelo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA