La justicia favorece a Clarín en su pugna contra los Kirchner

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Justicia ha favorecido al principal grupo mediático de Argentina, Clarín, en su pugna contra los Kirchner al dejar sin efecto una resolución del Comité Federal de Radiodifusión (Comfer) que impedía la fusión entre las empresas CableVisión y Multicanal, de la compañía. CableVisión había denunciado que las decisiones tomadas por el Gobierno argentino tenían una intención política por la dura batalla abierta entre la empresa y la mandataria del país Cristina Fernández, que ya ha aprobado una ley de medios que puede perjudicar al grupo más influyente del país.

El juzgado ha dictaminado que la resolución del Comfer se dictó sin tener facultades para hacerlo. Además, la justicia argentina ha considerado que esta decisión de la Comisión de Defensa de la Competencia incumple lo dispuesto por el propio organismo, cuando había autorizado que CableVisión adquiriera Multicanal.

Fuentes de la compañía han indicado a los medios locales que la autorización oportunamente conferida a Grupo Clarín y otras constituye un título jurídico concreto que no puede ser menoscabo por las acciones de un organismo que no tiene facultad para ello.

La semana pasada unos 200 inspectores de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) irrumpieron en las redacciones de los diarios Clarín, Olé y La Razón, y otras empresas del grupo mediático, para iniciar una investigación fiscal.

Las críticas de Clarín al Gobierno tras el conflicto del campo le están saliendo muy caras, tras quedarse sin los derechos televisivos del fútbol de primera división y ver como el Ejecutivo le negaba una solicitud para que su operadora de cable Cablevisión se fusionara con Multicanal, el Grupo Clarín, asistió atónito como un ejército de inspectores invadió las redacciones de sus diarios para iniciar una inesperada inspección fiscal.

Cablevisión. El Ejecutivo, a través del Comité Federal de Radiodifusión (Comfer), negó una solicitud de Clarín para que su operadora de cable Cablevisión se fusione con Multicanal. Desde Comfer aseguraron que Cablevisión ya cuenta con más licencias de las permitidas por los reguladores locales.

Además, el operador ha querido dejar claro que el Gobierno ya había aprobado la fusión en diciembre del 2007, cuando gobernaba el ex presidente Néstor Kirchner.

A nadie se le escapa que la decisión gubernamental es otra batalla más en la guerra que enfrenta al Gobierno argentino con el Grupo Clarín, que en poco tiempo han pasado de ser amigos a enemigos. Las críticas que el medio de comunicación ha ido vertiendo sobre la actual administración no han sido bien digeridas por la mandataria y su poderoso marido.

Este mismo mes, la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) canceló un contrato por los derechos de transmisión de los partidos locales de fútbol con TCS, empresa que es controlada por el Grupo Clarín. El acuerdo entre TCS y la AFA tenía vigencia hasta el 2004, pero la Asociación de Fútbol suscribió un acuerdo con el Gobierno, y ahora transmitirá los partidos a través del Canal 7, que es público.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA