Lula prepara un ‘plan de rescate’ para las empresas exportadoras

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La imparable subida del 28% que el real ha experimentado frente al dólar en lo que va de año, ha obligado al Gobierno de Lula da Silva a preparar un ambicioso plan para mantener el ritmo de exportaciones. Los rumores apuntan a que el proyecto podría incluir la concesión de créditos a través del BNDS, así como la diversificación en los productos que se venden al exterior, con un fuerte impulso al comercio de carne bovina.

La entidad financiera estatal estaría preparando una estrategia para anticipar líneas de crédito a las empresas antes de las ventas. El presidente del banco estatal de fomento ya ha admitido que la línea de crédito de 3.500 millones de dólares (destinada a ese sector) ya se agotó, y aún son necesarios otros 550 millones para atender a los pedidos pendientes.

Benedicto Moreira, presidente de la Asociación de Comercio Exterior de Brasil (AEB), aseguró que para mantener la apertura comercial en este período post-crisis, Brasil debe elaborar una política de exportación más agresiva. Hablando en el Foro Especial organizado por el Instituto Nacional de Altos Estudios (INAE), que se realiza en Río de Janeiro, Moreira destacó el hecho de que el 80% de las ventas externas del país son de «commodities» y bienes intermediarios.

Diversificación. La diversificación en los productos que se venden al exterior será pues una parte fundamental del plan de Lula da Silva, y se espera un fuerte impulso al comercio de carne bovina producida en el mercado local. La productora JBS podría jugar un papel fundamental en este proyecto, tras sus asociaciones con las empresas del sector, Bertin y Pilgrim’s Pride. Antes de estas fusiones, JBS ya era la mayor empresa del sector del mundo, por lo que tras ellas su liderazgo parece indiscutible.

JBS ha logrado la capacidad para sacrificar 73.900 reses diarias. Cuenta con 25 plantas industriales en Brasil, 6 en Argentina, 10 en Australia, 8 en Italia y 16 en Estados Unidos, país donde acaba de asumir el control de la estadounidense Pilgrim’s Pride, una de las mayores empresas procesadoras de carne de pollo del país y que actualmente está en proceso judicial de recuperación de bancarrota.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA