El Banco Central de Bolivia otorga 1.000 millones de dólares a YPFB

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Banco Central de Bolivia (BCB) ha concedido un crédito de 1.000 millones de dólares a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) para que potencie sus actividades productivas con inversiones destinadas a aumentar la oferta de combustibles al mercado interno y cumplir los compromisos de exportación. El préstamo llega en momentos en que YPFB tiene problemas para ejecutar su plan de inversión pública, que en agosto de este año sólo llega al 2%, según ha asegurado el viceministro de Inversión Pública, Javier Fernández.

Para acelerar la ejecución de su plan de inversiones, la petrolera estatal boliviana, ha previsto realizar la compra directa de más de 60.000 equipos para la instalación de gas natural domiciliario en todo el país. El gerente de Instalaciones de Redes de Gas de YPFB, Oscar López, ha asegurado en medios locales que la adjudicación de 50.000 equipos de regulación y medición, 60.000 medidores de gas natural doméstico, 200.000 metros de tubería de polietileno y 8.000 accesorios de polietileno se harán efectivo este viernes.

Fuentes del Órgano Ejecutivo, han asegurado al diario boliviano La Razón , que el crédito concedido por el BCB es en términos concesionales, por lo que la tasa de interés oscilará entre el 1,5% y el 3% anual. Según dicha fuente, el plazo de pago de la deuda será mayor y parecido a los de los organismos financieros internacionales.

En el primer trimestre de 2009, YPFB ya había definido el destino de los 1.000 millones de dólares. Según lo acordado, el 36% de los recursos se destinaría a la ampliación y construcción de refinerías y obras de las plantas de separación de líquidos del gas, otro 36% estaría dedicado a trabajos de exploración y perforación, un 15% a equipos de perforación e instalación del sistema Scada, y el restante 11% a la intervención y recuperación secundaria de varios pozos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA