El Banco Central de Brasil reactiva la compra de bonos estadounidenses

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Banco Central de Brasil, presidido por Henrique Meirelles, ha dado una necesitada muestra de confianza sobre la deuda estadounidense. Según las últimas cifras oficiales, el organismo monetario ha comprado 139.800 millones de dólares en bonos hasta junio, frente a los 126.000 millones registrados en abril. El país carioca, cuarto proveedor mundial de EEUU, demuestra así su confianza en la potencia norteamericana, frente a la posición de China, que ha exigido garantías a la Administración Obama frente al déficit presupuestario récord que se espera para este año.

El propio Meirelles ha salido hoy a la palestra para asegurar que la política económica respecto a los bonos de EEUU no cambiará, y afirmó que la posición de Brasil en torno a los títulos del Tesoro de EEUU «se ha ido recuperando y ya, hoy, de acuerdo con las últimas estadísticas en la mano, han alcazando un nivel que es compatible con el nivel que teníamos antes». En junio del año 2008, Brasil alcanzó los 158.000 millones de dólares en bonos del Tesoro estadounidense, una cifra algo superior a la actual.

China es el principal acreedor de bonos del Tesoro estadounidenses y la caída del dólar podría dañar seriamente el valor de sus activos. El gigante asiático redujo sus tenencias de bonos estadounidenses a 776.400 millonesde dólares en junio, desde un récord histórico de 801.500 millones en mayo.

Y la tendencia de diversificar las reservas en divisas distintas al dólar puede extenderse a otros países como india. Brasil, a pesar de reiterar su confianza en EEUU, también lo ha hecho, aprovechando los cambios de precios registrados en los últimos meses en los bonos a 10 años de EEUU. El rendimiento de estos papeles se ubica en el 3,46% desde el mínimo alcanzado en diciembre del 2,04%. Por eso, el organismo monetario carioca ha preferido en estos últimos meses comprar bonos de emergentes, aprovechando la subida de precios ante el renovado apetito por el riesgo de los inversores.

Pero la tendencia podría cambiar. Brasil ha estado comprando dólares en el mercado de divisas en las últimas semanas para contener el repunte en el real, dándole más dinero para invertir en bonos del Tesoro.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA