Construcción y turismo, ‘salvavidas’ de la economía panameña

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Panamá ha encontrado en el turismo y la construcción un salvavidas para resistir a la crisis financiera mejor que otros países de la región. El turismo, actividad que más divisas extranjeras aporta a la economía panameña, se ha mantenido estable en lo que va de año, mientras que la construcción empieza a repuntar con un aumento en el volumen de permisos de obra de un 34,6%.

El Gobierno de Martinelli sigue apostando por el sector turístico, uno de los principales generadores de divisas del país, para mitigar los efectos de la crisis. Pese al previsible descenso de visitantes, el territorio panameño ha mantenido en el primer semestre los datos del mismo periodo de 2008.

Turismo sí. Según los datos facilitados por la agencia de estadística de la Autoridad de Turismo de Panamá, la actividad turística fue en 2008 uno de los mayores generadores de divisas del país. De esta manera, superó a segmentos de la economía tan importantes para Panamá como son la exportación de banano o camarón para situarse incluso por encima del propio Canal de Panamá y generar 1.561 millones de euros.

El sector turístico representó en 2008 un 10,2% del PIB panameño. Con el fin de mantener estos buenos datos, el gobierno del anterior Gobierno de Martín Torrijos y el actual de Martinelli han llevado a cabo una importante inversión en lo relativo a promocionar internacionalmente el país caribeño como destino turístico en los mercados de EEUU, Latinoamérica, Europa y Canadá.

Los datos del primer trimestre de 2009 vienen a refrendar la buena evolución del sector turístico en Panamá. Pese a un descenso en el ritmo de crecimiento, según los datos de la Autoridad de Turismo, las visitas, principalmente de turistas estadounidenses, han crecido en un 0,6%.

Construcción también. Algo similar está ocurriendo con el sector de la construcción. El primer semestre de 2009, se aprobaron permisos para obras de construcción por valor de 1.123 millones de dólares. Este dato amplía en 287 millones de dólares el obtenido en el primer semestre de 2008, lo que supone un aumento del 34,6% según datos oficiales.

Según el informe del Ministerio de Economía y Finanzas de Panamá (Mef), este aumento en el valor de las construcciones aprobadas se dio a pesar de que los permisos descendieron en un 4,57%. La actividad creció por la confianza en el sistema económico panameño, la liquidez existente en la banca y los incentivos fiscales que promueven la inversión privada.

Hubo una variación en el tipo de edificaciones, ya que las grandes torres han dejado espacio a los proyectos de extensas barriadas de viviendas unifamiliares y a la construcción de centros comerciales, edificios de oficinas y, sobre todo, a grandes hoteles y centros turísticos, por de los detalles que ejemplifican la buena salud del sector turístico panameño.

A este crecimiento en el volumen de construcción, hay que sumarle la ampliación del Canal de Panamá que, según fuentes oficiales, necesita de una gran cantidad de fuerza de trabajo, algo que favorecerá la economía panameña al menos hasta su previsible finalización en 2014. Sacyr, la constructora española, ha entregado ya una fianza de 450 millones de dólares a la Autoridad del Canal.

Así las cosas, todo hace indicar que los males que acucian a los Estados desarrollados, afectarán en menor cuantía a la economía panameña. Aunque es cierto que el descenso del comercio mundial tendrá inevitablemente sus consecuencias, parece que la salud de la economía interna de Panamá aguantará el tirón con grandes posibilidades de salir fortalecida.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA